Desclasificación de los documentos de la Guerra Civil Española

>>  martes, 25 de septiembre de 2018

Secretos en libertad
https://www.hoy.es/

Documentos históricos. El entonces jefe del Estado, Francisco Franco, con uniforme de Aviación, pasa revista a las tropas alemanas el 22 de mayo de 1939. A su lado va el general Wolfram von Richthofen, jefe de la Legión Cóndor, que destruyó Gernika el 26 de abril de 1937 / 
Gutmaro Gómez Bravo lleva décadas estudiando lo que ocurrió en España antes, durante y después de que la Guerra Civil enfrentara a vecinos, hermanos y amigos, dejando un inmenso reguero de sangre. Por eso, la idea de que el Ministerio de Defensa se decida a desclasificar documentos militares de aquellos años infernales, le parece a este profesor de Historia Contemporánea de la Complutense el mejor de los regalos.

Para él, como para buena parte de la familia de investigadores de este país que se han dejado las pestañas estudiando aquella época, la situación y gestión de muchos de esos archivos es algo difícil de entender. «Es complicado explicar lo que llega a sentir uno sabiendo que están ahí y que no se pueden consultar. De algún modo, siempre tienes la impresión de que te falta algo. Por eso, la desclasificación de esos documentos es la mejor de las noticias, la llave que abre la puerta a la validación de muchos trabajos en algunos casos y el estímulo que anima a seguir e, incluso, a corregir si es necesario», dice quien atesora más de media docena de libros que analizan aquella época, ahora que Defensa ha decidido abrir 500 cajas del Archivo Militar de Ávila con documentación anterior a 1968.

Gómez Bravo asegura que, de poder acceder a ese enorme armario repleto de secretos, él iría de cabeza a consultar todos los documentos relacionados con la coordinación del golpe de Estado de 1936 a nivel territorial. «Eso tiene tela; es muy importante porque ahora sabemos que aquí o allí triunfaron unos u otros por diversas razones, pero son básicamente razones ideológicas. Acceder a esa documentación, que no es propaganda sino material de trabajo de aquel momento, desvelaría muchas incógnitas. Desde el funcionamiento, a las armas utilizadas, la financiación... Es fundamental manejar información sin contaminar porque eso es irrefutable, más allá de que, cada cual, haga luego la lectura que considere».

Ni él, ni colegas como Jorge Marco, se explican por qué, si en todos los países modernos está perfectamente regulado por ley este asunto, en España investigar determinados periodos recientes de nuestra historia es sumirse en una horrible pesadilla.
Reino Unido, todo facilidades

«El problema es que en España no disponemos de una ley que obligue a ir desclasificando documentos como ocurre en otros países. Aquí depende del gobierno de turno, sea del signo que sea. Y eso, aunque quieran percibirlo así, es una clara vulneración de los derechos de los ciudadanos. Es lógico pensar que debe haber cierto control sobre determinados documentos por razones de seguridad, pero estamos hablando de información que nada tienen que ver con eso», afirma Marco, profesor de Política y Estudios Internacionales en la Universidad de Bath (Reino Unido).

El historiador madrileño, experto en la violencia y la memoria de la Guerra Civil, asegura que se podría escribir un libro sobre las aventuras y desventuras de un investigador en España. «Realizando mi tesis estuve tres años intentando por todos los medios llegar a unos documentos y finalmente lo conseguí gracias a una suerte de cadena de contactos. Eso es inaceptable. En el Reino Unido voy al Foreign Office, saludo y consulto lo que quiero».

Él, si hoy le abrieran a la puerta a todo eso que lleva décadas bajo llave, iría directo a los archivos del Ministerio de Interior para investigar sobre la Brigada Político Social, vinculada a la Dirección General de Seguridad. «Llevo años intentándolo sin conseguirlo. En la época de Zapatero, el equipo de investigación del que formaba parte llegó incluso a reunirse con personas muy cercanas al presidente, pero nada. Una y otra vez nos repetían que aquellos documentos no estaban catalogados... y punto».

Marco, que nació en 1977, dos años después de la muerte de Franco, no entiende a quienes alimentan la idea de que recordar el pasado puede abrir viejas heridas, especialmente cuando muchos, como él o la profesora de la Universidad de Cantabria Rebeca Saavedra, pertenecen a una generación que no mira con rencor al pasado.
Bombardear el arte

Saavedra tampoco entiende que todos esos fondos, no solo los del Archivo Militar de Ávila, sino los que se atesoran en los ministerios de Interior, Exteriores, Defensa, Hacienda... de la Guardia Civil, la Policía... no estén al alcance de los ciudadanos. «Analizar esos archivos es la única manera de dar solvencia a tu trabajo», dice esta historiadora a la que le encantaría poder consultar las órdenes de bombardear diferentes objetivos en los últimos años de la guerra.

Autora del libro 'Destruir y proteger. El patrimonio histórico artístico durante la Guerra Civil', mantiene que conocer si se dieron órdenes de bombardear las rutas establecidas para la salida del patrimonio, si se hizo sabiendo lo que estaba en juego, o no, aclararía mucho las cosas. «Es vital que los fondos sean accesibles; que se abran. Ningún historiador puede pensar lo contrario».

Aquí las cosas no funcionan como deberían. Cada año, muchos historiadores españoles esperan con ansia la desclasificación de documentos secretos que de forma automática aplica el Gobierno británico. En el reino de Isabel II todos los archivos son públicos a partir de 30 años, y gracias a ellos supimos que Franco censuró el accidente nuclear de Palomares (Almería, 1966) o tuvimos noticias de la cooperación del franquismo con Hitler en lo que se bautizó como 'Operación Carne Picada'.
«Necesitamos pruebas»

«Los historiadores necesitamos pruebas demostrativas y esas pruebas están ahí, en los archivos militares, en los de los organismos de la función pública, de la policía... son tan importantes como que, sin ellos, muchas veces no hay nada. ¿Qué deberíamos tener? Una buena ley es clave, decisiva para conservar con buena salud una democracia. Con garantías de seguridad, claro, pero es la condición para conservar la verdad», afirma Enrique Moradiellos, catedrático de Historia Contemporánea con una lista de reconocimientos (incluido el Premio Nacional de Historia) casi tan larga como el de publicaciones en las que bucea en la insurrección militar española de 1936, las dimensiones internacionales de la Guerra Civil o la figura del dictador.


UN DERECHO MUY LIMITADO

Lo que dice la ley. La Ley de Transparencia, en su artículo 12, declara el principio del derecho de acceso a la información pública. Sin embargo, muy poco más allá, en el artículo 14, se encarga de fijar los «límites al derecho de acceso» y la lista de materias reservadas es larga. «El derecho de acceso podrá ser limitado cuando acceder a la información suponga un perjuicio para la seguridad nacional, la defensa, las relaciones exteriores, la seguridad pública, [.] los intereses económicos y comerciales, la política económica y monetaria [.], la garantía de la confidencialidad o el secreto requerido en procesos de toma de decisión, o la protección del medio ambiente».

Él (que ha acuñado eso de que «en el hoy están los ayeres» que repite cada año a sus alumnos, y que no ha tenido problema en afirmar que, si odias mucho a Franco, deberías dedicarte a estudiar música porque no sirves para historiador) reconoce con resignación que a ningún gobierno este asunto le ha parecido una prioridad. «Durante años, para acceder a determinados documentos había que contar con el permiso de tal o cual político o militar y, si el asunto estaba depositado en un archivo provincial, con el beneplácito del responsable de Cultura de turno de la Diputación. Ese no debería ser el criterio. Los archivos son nuestros laboratorios. Los cuadros se pintan con pequeñas pinceladas; hay que conocer muchas pequeñas cosas para saber qué pasó».

Su sueño sería poder acceder a las cartas que Franco escribió a Hitler, Mussolini y Oliveira Salazar, algunas durante la guerra. «No es solo saber qué dice, sino cómo lo dice. La forma, la palabra exacta con la que se refiere al enemigo, si hay algo corregido... Todo eso es importante porque puede abrir muchas puertas. Es fundamental colocarse ante las reliquias del pasado. Reliquia, al fin y al cabo, significa aquello que permanece».

Autor: IRMA CUESTA


Read more...

De nuevo son noticia Los Papeles de Salamanca

Salvar el Archivo demandará al Gobierno en la Audiencia Nacional si no vuelven los fondos
https://www.elnortedecastilla.es/

                                 Mario Conde y Policarpo Sánchez intervinieron ayer en la presentación de la                              nueva junta directiva de la asociación Salvar el Archivo. / 

Los 400.000 documentos del Archivo de la Guerra Civil que fueron enviados en sucesivas remesas a Cataluña desde el año 2006 vuelven a situarse en el ojo del huracán informativo. La asociación Salvar el Archivo anunció ayer que el próximo mes de octubre emprenderá una nueva estrategia para reclamar al Gobierno de Pedro Sánchez que ordene la devolución al Palacio de San Ambrosio de los denominados 'papeles de Salamanca', que fueron entregados al Govern catalán de forma ilegal.

El presidente de la asociación, Policarpo Sánchez, adelantó ayer las acciones que emprenderá esta formación, coincidiendo con la presentación pública de los nuevos miembros de la junta directiva de la asociación, entre los que figuran el controvertido expresidente de Banesto y abogado del Estado, Mario Conde, y el periodista Herman Tertsch.

Sánchez avanzó que el próximo mes de octubre «vamos a reclamar por la vía administrativa, y si ésta no resulta favorable, mediante demanda civil ante la Audiencia Nacional, al Gobierno de España la devolución de los fondos expoliados del Archivo de Salamanca». Además, la asociación emprenderá acciones legales demandando «por vía civil, penal o ambas» a la Generalitat catalana y a los «responsables directos del intento de ocultación de los documentos y bienes que están obligados a devolver». En concreto, la demanda consistirá en una querella contra los que fueron responsables de la Consejería catalana de Cultura entre los años 2006 y 2015.

Esta nueva fase de la estrategia reivindicativa de Salvar el Archivo incluirá también la organización de actos en diferentes ciudades españolas con el objetivo de «poner de nuevo en el foco del debate nacional el tema del Archivo de Salamanca». Con estas actuaciones se persigue especialmente «generar presión al Gobierno de Pedro Sánchez» y «pedirle públicamente que cumpla la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y la sentencia del Tribunal Constitucional que nos dan la razón», enfatizo Policarpo Sánchez.

Por su parte, Mario Conde recalcó que el Archivo de Salamanca es sinónimo de «historia y cultura» y atribuyó a razones políticas la fragmentación que ha padecido y que desembocó finalmente en el incumplimiento, incluso, de resoluciones dictadas por los jueces.

«Me alegro de estar aquí», verbalizó Conde, quien recordó que fue el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y, concretamente, la entonces ministra de Cultura, Carmen Calvo –actual vicepresidenta del Gobierno de Sánchez– la que autorizó la salida de los legajos, ya que el Ejecutivo socialista «necesitaba los votos de los nacionalistas catalanes para otra finalidad» y luego ese respaldo se tradujo en «la fragmentación de un archivo histórico».

Asimismo, Conde denunció que la Generalitat de Cataluña haya actuado como «juez y parte» en la selección de los documentos de acuerdo a la Ley de Restitución y que «ha cometido abusos». Estos excesos los asignó a que «muchísimos documentos no catalanes han sido trasladados», entre ellos de Valencia, Madrid, Asturias y Aragón.

El exbanquero lamentó también que, además de arrebatarlos de manera indebida, no se hayan fotocopiado y que los que no han podido ser entregados a sus legítimos propietarios, tal y como contempla una sentencia del Tribunal Constitucional, no han retornado al Centro Documental de la Memoria Histórica. En este sentido, evidenció que el Gobierno de España y, en concreto, el Ministerio de Cultura, a pesar de ese fallo judicial, no esté haciendo «nada». De hecho, precisó que «la misma ministra que ordenó sacarlos es la que ahora no quiere devolverlos». También justificó la existencia de esta asociación porque el Estado «renuncia a hacer lo que tiene que hacer como es el cumplimiento de resoluciones judiciales».

Durante sus reflexiones, Conde confesó que le gusta que la agrupación Salvar el Archivo sea un movimiento «estrictamente de la sociedad en defensa de unos archivos que son patrimonio de todos los españoles». También dejó claro que, personalmente, no tiene ningún interés en sentar en el banquillo a nadie y sí en recuperar los documentos para Salamanca y «esperemos que el Estado cumpla con su misión». En este sentido, aseveró que «detrás de la inacción del Estado parece existir una ilógica política que ha afectado tanto al PP como al PSOE».


Fábulas del nacionalismo

El periodista Hermann Tertsch engarzó la reclamación salmantina con la «situación extraordinaria» que vive el país. «Hay zonas de España donde no se pueden ejercer las libertades, donde no se aplica la Constitución y donde se destruyen documentos», sentenció. También acusó al Ejecutivo catalán de «adoctrinamiento en el odio y la hispanofobia» y del «secuestro de partes de la historia que aluden a Cataluña y la posible destrucción de esas partes que no les convienen para la historia que están inventando», dejando clara su profunda desconfianza y frontal oposición hacia «las fábulas que nos cuenta el nacionalismo». Incluso llegó a definir a los Mossos d' Escuadra como «una policía política de los golpistas».

Autor: RICARDO RÁBADE / WORDSALAMANCA    

Read more...

Heritage 2022: Instituto Británico del Cine salva su patrimonio cinematográfico

Cómo está salvando Instituto Británico del Cine su patrimonio cinematográfico
http://www.ciospain.es/

Stephen McConnachie, del British Film Institute, explica cómo la organización está digitalizando y manteniendo una película de hace cientos de años y cómo está salvando imágenes en movimiento de maquinaria obsoleta.



En 2012, el Instituto Británico del Cine lanzó un ambicioso programa para digitalizar las imágenes de las películas de archivo con el fin de preservar la historia de las imágenes en movimiento de Gran Bretaña. 'Desbloquear el patrimonio cinematográfico' vería más de 10.000 películas de archivos regionales y nacionales digitalizadas, preservadas y finalmente puestas a disposición del público.

El trabajo que realizan los documentalistas de BFI está evitando que el patrimonio cinematográfico se pierda en el tiempo. Sin la tecnología adecuada, las herramientas y los conjuntos de habilidades, el contenido que está en los "operadores" (la jerga de la industria para los objetos que almacenan el contenido) permanecerá bloqueado allí para siempre. El equipo tiene una frase para el fenómeno: "varado en el dominio analógico".

El plan original de cinco años de Unlocking Film Heritage comenzó con un largo proceso de adquisición que llevó al equipo de archivo del BFI a elegir soluciones de almacenamiento en cinta de SpectraLogic, intermediadas por especialistas en integradores de sistemas de OvationData.

Una vez que se resolvió el proceso de adquisición del patrimonio de desbloqueo cinematográfico, el equipo se dedicó a construir, solucionar problemas y configurar la infraestructura, lo que llevó aproximadamente dos años. Cuando todo estaba funcionando, comenzaron un proyecto de "ingesta" para llenarlo con los datos nacionales de recolección, lo que llevó otros dos años, sumando aproximadamente 2 petabytes de datos en la actualidad. En este proyecto, los archiveros reunieron y digitalizaron películas regionales y nacionales de tiendas de toda Gran Bretaña.

Este proyecto inicial de cinco años llegó a su fin en 2017, pero el BFI inició un nuevo programa de preservación llamado Heritage 2022, que apunta a digitalizar cintas de video y que reutilizará la infraestructura creada por primera vez en el programa Unlocking Film Heritage.

La tecnología
Se instalaron dos bibliotecas de cintas Spectra Logic T950 en un sitio de BFI en Hertfordshire, separadas físicamente por motivos de resistencia y unidas por un cable de fibra óptica de 10 GB por segundo.

Están configurados con unidades de cinta y medios LTO-6, así como con cintas IBM TS1150para "diversidad de medios", brindando resistencia adicional a la mesa en lugar de contar con la única tecnología que es compatible. Una de las bibliotecas puede escalar para almacenar 20PBs sin expansión, algo que los sistemas tendrán para el futuro, espera BFI, entre cinco y 10 años.

Un problema importante para los documentalistas es el gran tamaño de los archivos creados para preservación digital. Una película en 2K puede alcanzar 2 TB, y como la calidad de las películas aumenta con 4K y más, los tamaños de archivo también aumentan. Una interfaz API de reposo para los sistemas SpectraLogic llamada BlackPearl actúa como una puerta de enlace entre el equipo BFI y las propias bibliotecas de cintas.

Carrera contra el tiempo

La tarea" gigantesca "de rescatar películas de formatos obsoletos es sorprendente. Hace 30 años había formatos de video del sector de difusión que se utilizaron para crear programas de televisión, explica McConnachie. Así que hay cientos de formatos, todos ellos completamente obsoletos. Y por obsoleto, consideran que no puede comprar las máquinas en el mercado ya que la fabricación se ha detenido, solo se puede comprar las máquinas de segunda mano. Lo que intentamos hacer es conseguir que las personas con estas habilidades capaciten al personal más joven en sus equipos, transmitan sus conocimientos y lo documenten.

Cuando ves que funciona sin problemas, ves la película en el estante, la escaneas con un código de barras, la llevas a su sala de digitalización y se convierte en 0 y 1 y entran en un sistema ... luego ves a alguien en el sitio de Southbank se sienta y mira esa película en una pantalla. Es un trabajo muy satisfactorio, señala McConnachie.

La conexión de 10 GB por segundo que el BFI construyó con OvationData ayuda a mover esos archivos de alta velocidad de bits. La BFI se ocupa principalmente de formatos extremadamente grandes que no están comprimidos, a diferencia de los archivos con los que la mayoría de los consumidores estarán familiarizados. Eso genera aún más complicaciones: la organización tuvo que adquirir un firewall de nivel empresarial capaz de manejar ese tráfico pesado, especialmente porque al final de la tubería los archivos están preparados para el acceso libre en la web.

Si la preservación se trata de mantener el pasado para ser disfrutado por las generaciones en el futuro, hay desafíos intrínsecos en el futuro - a prueba de cualquier sistema que se construya o adquiera, especialmente en el mundo digital en continuo movimiento.

El componente de la solución SpectraLogic es la interfaz BlackPearl mencionada anteriormente, por lo que los datos pueden recuperarse fácilmente e incluso manejarse con automatización utilizando scripts. Para el BFI, el hecho de que sus propios desarrolladores pudieran trabajar con el sistema sin ayuda externa fue una gran ventaja de las máquinas SpectraLogic.

Read more...

Cómo organizar archivos y carpetas en tu Pc con Tagstoo

>>  jueves, 6 de septiembre de 2018

Usar etiquetas para organizar archivos y carpetas
https://www.islabit.com/




Tagstoo es un programa gratuito de escritorio multiplataforma para dispositivos Windows, Linux y Mac para administrar archivos y carpetas mediante el uso de etiquetas.

La idea de etiquetar archivos y carpetas en sistemas de escritorio no es completamente nueva. Revisamos Tag 2 Find back en 2009. Que se enfoca en encontrar archivos rápidamente usando etiquetas que tú puedes asignar a archivos o carpetas de forma manual o automática. Luego, en 2016, revisamos Tag2Spaces. Un programa multiplataforma de código abierto para etiquetar archivos.

Tagstoo es una aplicación multiplataforma. Los usuarios de Windows pueden descargar una versión portátil y ejecutarla. O instalar el programa si así lo prefieren. La aplicación es compatible con todas las versiones recientes de Windows.

Es hora de usar las etiquetas

Lo primero que debes hacer al inicio es crear una nueva base de datos y seleccionar una ubicación para ello. Puedes iniciar el programa una vez que estés fuera del camino.

Lo primero que puedes notar es que el programa es bastante colorido. Puedes habilitar un modo de escala de grises en las opciones si lo prefieres.

Etiquetas



Tagstoo viene con varias etiquetas de demostración por defecto. Puedes seleccionar el botón Editar / Eliminar etiqueta para editarlos o eliminarlos. Las nuevas etiquetas se crean con un clic en el botón Agregar etiqueta nueva.

Cada etiqueta tiene una etiqueta y una forma asociada. a ella. Todas las etiquetas se enumeran en la interfaz principal para facilitar el acceso.

El programa enumera la estructura de carpetas a la izquierda y el contenido de la carpeta activa a la derecha. Ten en cuenta que necesitas presionar prolongadamente en las carpetas para cambiar a ellos, lo que no es súper intuitivo. Al hacer doble clic o hacer clic izquierdo no se cambiará a la carpeta seleccionada.

Puedes asignar etiquetas usando arrastrar y soltar. Simplemente arrastra una etiqueta a una carpeta o archivo y se asociará de inmediato. Si agregas una etiqueta a una carpeta, obtienes una opción para aplicarla a todas las carpetas y archivos que contiene automáticamente.

Ten en cuenta que puedes arrastrar etiquetas en las carpetas de la izquierda o en los archivos o carpetas en el área de contenido principal.


Lleva un momento aplicar etiquetas a todos los archivos y carpetas de una carpeta raíz. El tiempo depende completamente de la cantidad de elementos almacenados en ella.

El modo de vista predeterminado es la vista de lista que enumera los archivos y las carpetas en forma de lista. Cada archivo se enumera con su nombre, extensión, tamaño y fecha de modificación.

Puedes cambiar el modo de visualización, por ejemplo, para visualizar imágenes y vistas previas de medios directamente en la interfaz.

Otra opción que tiene es cambiar el orden de los archivos y agregar ciertas carpetas para un acceso rápido. Acceso rápido es un menú en la parte superior que puedes usar para cambiar a una de las carpetas enumeradas de inmediato; un sistema de favoritos, por así decirlo.

Las imágenes se pueden previsualizar en la aplicación y los formatos de video admitidos se pueden previsualizar también si seleccionas el modo de vista correcto o en los resultados de búsqueda.

La búsqueda está integrada y depende de las etiquetas en su mayor parte. Selecciona una ruta de inicio para la búsqueda y las etiquetas que los archivos o carpetas deben o no deben tener.

La búsqueda tampoco es súper intuitiva; debes arrastrar etiquetas desde la barra de etiquetas a los campos de búsqueda. No parece haber una opción para buscar archivos o carpetas que aún no se hayan etiquetado.

Tagstoo admite dos modos diferentes de copiar y mover. Puedes arrastrar y soltar archivos o carpetas, o seleccionando archivos o carpetas y luego el botón de pegar en la parte superior.
Conclusión

Tagstoo es un programa interesante para administrar archivos y carpetas usando etiquetas que funcionan bien. El programa tiene algunos problemas de usabilidad, presionar durante mucho tiempo para cambiar de carpeta, por ejemplo, y sería bueno si la ayuda en pantalla estuviera disponible para notificar a los usuarios sobre estas formas especiales de interactuar con la aplicación.

Me gustaría ver la automatización en el programa, por ejemplo, aplicando etiquetas de música automáticamente a los archivos o sugiriendo agregar una etiqueta de “hoja de cálculo” a todas las hojas de cálculo.

Sin embargo, en general, funciona bastante bien y es posible que los usuarios a quienes les gusta la idea de agregar muchas etiquetas a sus archivos y carpetas para mejorar la capacidad de administración quieran echarle un vistazo.

Read more...

Los secretos nucleares de Irán estaban en un almacén en Teherán

Cómo El Mossad Optó Por Recuperar Los Archivos Nucleares de Irán
https://israelnoticias.com/



En todas las etapas, incluida la mitad de la operación, Cohen presionó para que se devolviera la mayor cantidad posible de evidencia física original a fin de contrarrestar las objeciones de Irán de que la evidencia fue adulterada.

Los agentes del Mossad que se apropiaron de los secretos nucleares de Irán en un almacén en Teherán en enero sabían que tomarían una gran cantidad de carpetas, pero no se dieron cuenta de que habría un gran volumen de discos, informó el miércoles Ronen Bergman, de Yediot Aharonot.
Según los informes, los agentes del Mossad estaban tan sorprendidos que se registraron con el jefe del Mossad, Yossi Cohen, que estaba observando la misión desde Israel. Cohen rápidamente dio la orden de tomar todos los discos que pudieran.
El informe dice que al prepararse para la operación, los planificadores debatieron si fotografiar los archivos o traerlos físicamente, una operación más compleja.
En todas las etapas, incluida la mitad de la operación, Cohen presionó para que se devolviera la mayor cantidad posible de evidencia original a fin de contrarrestar cualquier reclamo de Irán de que la evidencia fue adulterada.
Su llamada a la mitad de la operación terminó teniendo importantes repercusiones cuando el primer ministro Benjamin Netanyahu decidió romper con los precedentes y presentar públicamente los materiales de inteligencia en una conferencia de prensa el 30 de abril.
Muchos dicen que la presentación de Netanyahu llevó al presidente estadounidense Donald Trump a tomar la decisión de abandonar el acuerdo nuclear de Irán 2015.
Además, el informe decía que la información contenida en los discos proporcionaba una gran cantidad de datos sobre las actividades nucleares de Irán que no figuraban en los archivos.

By Erich Allende On Sep 6, 2018
Artículo original de © israelnoticias.com | Autorizado para su difusión incluyendo este mensaje y la dirección: https://israelnoticias.com/seguridad/como-mossad-opto-recuperar-archivos-nucleares-iran/




Read more...

Libera espacio en tu movil moviendo archivos a la MicroSD

CÓMO LIBERAR ESPACIO EN EL MÓVIL MOVIENDO ARCHIVOS A LA MICROSD
https://cincodias.elpais.com/

Sin duda es una de las principales preocupaciones de los usuarios de telefonía móvil, la de tener todo el espacio disponible posible en nuestro teléfono. Esto no siempre lo conseguimos, acumulando archivos durante meses para comprobar aterrados que no nos queda espacio. Pues bien, para evitar estas situaciones, existen apps que nos permiten mover archivos de forma directa entre la memoria interna del teléfono y la tarjeta microSD. Para ello debemos descargarnos de la Play Store de Google una app llamada Files To SD Card. Como su propio nombre indica, ha sido diseñada para copiar en la tarjeta microSD del móvil diferentes archivos de la memoria interna para poder liberar esta.

Libera la memoria del móvil en segundos

Sin duda es una de las grandes ventajas de contar con Android, que podemos en la mayoría de móviles añadir una tarjeta microSD en la que guardar archivos no esenciales. Una vez instalada la app, el proceso es realmente sencillo.


memoria a MicroSD
Con un solo clic, liberamos espacio moviéndolo a la microSD
Es tan fácil como navegar por la memoria interna, a través de la aplicación, y seleccionar aquellos archivos o carpetas que queremos mover a la tarjeta microSD. Una vez seleccionados, con una sola pulsación sobre el icono de más arriba, todos esos archivos y carpetas se pasarán a la tarjeta. Lo mejor de todo es que mueve los archivos, no los copia, por lo que se libera el espacio de forma automática. Así no tendremos que estar buscando los archivos copiados para borrarlos de la memoria interna.

Autor: JORGE SANZ FERNÁNDEZ

Read more...

Google+ Followers

Snap Shots

Get Free Shots from Snap.com

  © Free Blogger Templates Autumn Leaves by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP