Las funciones ocultas de Windows

>>  lunes, 24 de febrero de 2020

Esta función oculta de Windows te permite copiar y mover archivos más rápido
Aunque Windows está diseñado para ser un sistema operativo sencillo y tener todas sus funciones claras, también cuenta con una gran cantidad de funciones ocultas. Estas funciones normalmente son fruto de experimentos que nunca llegaron a acabar en la versión final del sistema. Y por lo general, permiten a los usuarios más avanzados trabajar mejor con el sistema operativo y ahorrar tiempo al realizar determinadas acciones que, de otra forma, serían más lentas. Como, por ejemplo, copiar y mover archivos.

Cuando hacemos clic con el botón derecho del ratón sobre un archivo o carpeta, dos de las opciones que solemos ver son la de copiar y la de cortar. Copiar nos permite crear una copia del archivo en otro directorio, mientras que la de Cortar nos permite mover el archivo o carpeta de un directorio a otro.

Sin embargo, si solemos usar estas funciones muy a menudo, puede que nos interese habilitar estas dos funciones ocultas de Windows 10 que nos permitirán ahorrar tiempo. Las opciones de «Copiar a» y «Mover a» que, por defecto, no están disponibles.
Cómo funcionan las opciones «Copiar a» y «Mover a» de Windows

Estas dos opciones aparecen en el menú contextual de Windows, cuando hacemos clic sobre cualquier archivo o carpeta del PC. Y nos permiten copiar el archivo o moverlo directamente a una carpeta del sistema.
Opciones Mover a y Copiar a en Windows
Cuando elegimos cualquiera de las dos opciones nos aparece el típico explorador de Windows desde el que debemos seleccionar dónde queremos copiar o mover el archivo. Podemos navegar por los discos duros y demás directorios, además de crear nuevas carpetas.
Mover a carpeta en Windows 10
Al pulsar sobre el botón «Copiar» o «Mover», se realizará la correspondiente tareaActivar estas opciones ocultas de Windows 10 Por defecto, estas opciones no vienen activadas en ninguna edición de Windows. Ni siquiera en las versiones profesionales. Por lo que si queremos poder usarlas tendremos que activarlas manualmente desde el registro de Windows. Para ello, abriremos el registro desde Cortana ejecutando «regedit», y nos desplazaremos hasta el siguiente directorio:

HKEY_CLASSES_ROOT\AllFilesystemObjects\shellex\ContextMenuHandlers
Aquí, haremos clic con el botón derecho sobre «ContextMenuHandlers», y elegiremos la opción «Nuevo > Clave».

Crear nueva clave de registro de Windows


Cambiaremos el nombre a la nueva clave que se ha creado por «Move to«, sin las comillas. Seleccionaremos esta clave del registro y, haciendo doble clic sobre el valor «Default», le daremos el siguiente valor:

{C2FBB631-2971-11D1-A18C-00C04FD75D13}
Valor de regedit para Mover a carpeta de Windows


Con esto ya tenemos la entrada «Mover a la carpeta» en el menú contextual de Windows. No es necesario ni siquiera reiniciar el PC. Los cambios se aplican al momento.

Ahora, el proceso para habilitar la entrada de «Copiar a la carpeta» es similar. Crearemos de nuevo una nueva clave dentro de «ContextMenuHandlers» y le daremos el nombre de «Copy to«, sin comillas nuevamente.

Entraremos en esta clave, haremos doble clic sobre la entrada «Default», y le daremos el siguiente valor:

{C2FBB630-2971-11D1-A18C-00C04FD75D13}

Aceptamos los cambios y listo. Sin necesidad de reiniciar, los cambios ya estarán reflejados en nuestro menú contextual de Windows 10.
Cómo quitar estas opciones

En caso de que más adelante nos arrepintamos y no queramos que estas dos nuevas opciones estropeen la apariencia del menú contextual de nuestro Windows, podemos volver a ocultarlas.

Lo único que debemos hacer es volver al editor de registro de Windows, desplazarnos hasta la ruta HKEY_CLASSES_ROOT\AllFilesystemObjects\shellex\ContextMenuHandlers y eliminar las claves «Move to» y Copy to» que creamos en los pasos anteriores.
Eliminar clave de registro de Windows
Al hacerlo, estas dos opciones desaparecerán directamente del menú contextual.

Read more...

El Archivo del Exilio Español en Francia está en peligro?

La destrucción de una parte de los archivos republicanos en Francia data de 1997
https://elpais.com/    
      

El archivo departamental de Toulouse precisa que se trató de “documentos administrativos” y que fueron eliminados una década antes de la Ley de memoria histórica

Refugiados españoles en la biblioteca de Villa Don Quichote de Toulouse, antiguo campo de Récébédou, 29 de octubre de 1945.
Refugiados españoles en la biblioteca de Villa Don Quichote de Toulouse, antiguo campo de Récébédou, 29 de octubre de 1945. ENRIQUE TAPIA FUNDACIÓN PABLO IGLESIAS

¿Está destruyendo Francia de manera activa el archivo del exilio español sin que actúen las autoridades españolas competentes en materia de memoria histórica? El archivo departamental de Haute Garonne, donde se sitúa Toulouse, la denominada “capital del exilio español” por el alto número de republicanos que se instalaron en esta sureña ciudad francesa a partir de 1939, es una de las principales fuentes de consulta de los historiadores e investigadores interesados en esta época. Un artículo del diario Abc afirmando que la institución había destruido “de forma masiva y aleatoria las fichas policiales y judiciales” de los refugiados españoles sin que haya actuado el Gobierno de Pedro Sánchez ha suscitado polémica en España. Salvo que, según la directora de los Archivos, Anne Goulet, la historia se remonta a otra época, a la era del Gobierno de José María Aznar y antes en cualquier caso de la aprobación de la Ley de la memoria histórica.

“La destrucción de esos artículos se remonta a más de 20 años, en 1997-1998, y no en 2019” y además “solo concernió a documentos administrativos y no judiciales o policiales”, precisó Goulet a EL PAÍS. La destrucción de documentos no iba destinada exclusivamente a los archivos de republicanos, sino que se trataba de “expedientes de extranjeros, expediciones de permisos de residencia” y fue una respuesta a la “necesaria clasificación de almacenes de archivos con el objetivo de acoger nuevos fondos”, aclaró por escrito. La medida fue realizada siguiendo una “nota de los Archivos de Francia” del 12 de abril de 1991 y una instrucción de los ministerios de Cultura e Interior del 5 de julio de 1994 “recomendando el muestreo de los expedientes de extranjeros”. En conversación telefónica, Goulet rechazó que estuvieran obligados a consultar a Madrid antes de dar este paso que, de todos modos, sucedió una década antes de que se aprobara la Ley de la memoria histórica, en 2007.

“El procedimiento es pedir autorización a los servicios que nos han proporcionado los documentos. No tenemos que pedir la autorización del Gobierno español, sobre todo porque se trata de expedientes extranjeros, no de españoles, había otras nacionalidades y no vamos a pedirle autorización a cada uno de los gobiernos, esto no funciona así”, zanjó. En todo caso, Goulet manifestó su pesar por lo que pueda haber supuesto la destrucción de dichos documentos en materia de memoria histórica.

“Lamentamos que esta operación de clasificación haya sido realizada sin discernimiento, en detrimento de la memoria de la comunidad española ampliamente representada en Haut-Garonne y de este evento trágico de la historia española”, indicó. Los archivos departamentales conservan en todo caso “numerosas otras fuentes sobre este periodo y especialmente sobre el exilio republicano que —aseveró Goulet— no han sido ni serán destruidos”. La política al respecto ha variado de forma sensible en las últimas décadas, aseveró. “Desde los años 2000, los archivos departamentales hacen todo lo posible para asegurar la preservación en las mejores condiciones de todos los documentos relativos a este periodo”, dijo.

La noticia de la supuesta destrucción reciente de archivos había sorprendido a los historiadores y asociaciones del exilio republicano en Francia. Sobre todo porque las fichas judiciales son muy importantes en una época como en 1939, cuando entraron en Francia con La Retirada casi medio millón de refugiados españoles y las autoridades de Toulouse estaban bajo el régimen de Vichy que colaboraba con las fuerzas de Franco. “Es una documentación necesaria para la historia española y también para comprender muchas cosas, para ver las relaciones franco-españolas de aquel momento”, comentó la periodista Evelyn Mesquida, autora de La Nueve. Los españoles que liberaron París, y que está a punto de publicar otro libro sobre los republicanos españoles en la Resistencia. La que probablemente sea la historiadora de referencia de esta época, Geneviève Dreyfus-Armand, también manifestó su extrañeza ante la relevancia de los documentos presuntamente destruidos y la forma en que supuestamente se había realizado. “En todos los archivos públicos del mundo democrático siempre hay eliminaciones de archivos porque hay una cantidad exponencial de ellos, pero en Francia son muy controladas y obedecen a reglas muy precisas”, señaló.

En un comunicado, el Ministerio de Cultura y Deporte explicó este lunes que el Gobierno no tiene constancia de estas destrucciones y, tras solicitar información al Servicio Interministerial de Archivos de Francia (SIAF), este organismo ha señalado que el caso está siendo objeto de investigación y ha solicitado un informe oficial al respecto. El comunicado de Cultura destaca también la estrecha colaboración entre ambos Gobiernos en materia de patrimonio documental de los dos países. En ese sentido, recuerda la firma de un acuerdo para desarrollar un programa relativo a los archivos de la Guerra Civil española, del exilio, de la resistencia y de la deportación.

Con independencia del contenido de la respuesta solicitada al SIAF, el ministerio recuerda que el expurgo de documentos está sujeto a una normativa rigurosa de eliminación y , en el caso de valor histórico, conlleva la copia digital del documento.

Read more...

Desclasificación de documentos del Archivo Secreto Vaticano sobre Pio XII

El 2 de marzo se desclasificarán dieciséis millones de documentos del archivo secreto del Vaticano sobre Pío XII
http://www.infocatolica.com/


Los archivos secretos vaticanos referidos al Pontificado del Papa Pío XII serán abiertos a los investigadores a partir del próximo 2 de marzo. Mons. Sergio Pagano explica en una entrevista que se han tardado unos 15 años en organizar casi dieciséis millones de documentos.

El 2 de marzo se desclasificarán dieciséis millones de documentos del archivo secreto del Vaticano sobre Pío XII

(SIC/InfoCatólica) La labor que permite la apertura de los archivos fue notable: los archivos desclasificados suman casi dieciséis millones de documentos entre los que se encuentran ciento cincuenta y un mil textos de la Secretaría de Estado y 538 sobres separados tanto sobre temas individuales como institucionales.

El Prefecto de los Archivos Secretos del Vaticano, Mons. Sergio Pagano, ha concedido la siguiente entrevista a Radio Vaticana:

¿Cuál ha sido el proceso que ha llevado a la situación actual?

La espera de muchos investigadores de todo el mundo ha durado, se puede decir, unos 14 o 15 años. Este es el tiempo que han necesitado mis colaboradores, archiveros y el resto del personal para preparar toda esta enorme cantidad de documentos: numerarlos, seguir su protocolo y preparar los inventarios.

Estos últimos, en lo que respecta al Pontificado de Pío XII, hoy están todos en forma digital. Así que los estudiosos los encuentran en nuestra sala y pueden consultarlos vía «intranet», es decir, vía web en las salas del Archivo Apostólico Vaticano. La espera es comprensible, porque el pontificado del Papa Pacelli es muy relevante y crucial. Llega en un momento de la historia de la humanidad lamentablemente devastado y ensangrentado por el último conflicto mundial, pero también por todo lo que ocurrió dentro de ese conflicto e inmediatamente después de su conclusión.

Obviamente, el dramático tema del Holocausto viene inmediatamente a la mente y por lo tanto los judíos esperan muchas revelaciones de esta apertura. Pero en los fondos relacionados con el Papa Pacelli hay importantes documentos sobre las relaciones de la Santa Sede con los regímenes totalitarios, sobre los acuerdos con las distintas naciones. Se puede entender mejor la posición del Papa y de la Santa Sede con respecto a ciertas políticas religiosas, con respecto al comunismo y al absolutismo. Y también se conocerá todo el gran trabajo del Papa Pacelli en el frente de la caridad. Puedo atestiguar esto en primera persona, pues he ordenado yo mismo el fondo de Caridad que cuenta con más de 8.000 sobres en los que hay miles y miles de prácticas caritativas.

Es impresionante cómo Pío XII recibió ofrendas de varios fieles católicos de todo el mundo, especialmente de los Estados Unidos, y prácticamente el mismo día las redistribuyó inmediatamente, a quienes las necesitaban, tanto a particulares como a parroquias, orfanatos, hospitales, pero también a universidades e institutos de investigación. Un verdadero río de dinero que era, digamos, el río de su caridad.

Prácticamente todos los que pidieron ayuda a la Santa Sede la obtuvieron y tenemos el testimonio de esta enorme obra de caridad en este Fondo de Caridad y en el fondo de la Comisión de Socorro. Publicaremos dos poderosos inventarios, editados por el Dr. Di Giovanni y el Dr. Roselli, que muestran también el otro aspecto de la enorme caridad llevada a cabo de forma más organizada a través de la Obra de Socorro.

Por supuesto, también abriremos los archivos de la gran Secretaría de Estado de Pío XII. Estos fondos también son esperados por los investigadores para profundizar la doctrina del Papa Pacelli, su pensamiento. Basta pensar en sus encíclicas o en el hecho de que es el Pontífice más citado por el Concilio Vaticano II. Su doctrina, su teología y su práctica pastoral siguen siendo fundamentales hoy en día y espero que con la apertura de estos nuevos fondos puedan ser estudiados adecuadamente.

¿Podríamos obtener nuevos documentos que prueben el trabajo de la Iglesia bajo el papado de Pío XII para salvar a los judíos durante la Shoah?

Sin duda alguna. Por lo que entiendo hay muchos. Hay muchos documentos que contienen el agradecimiento del pueblo judío. Y hablo, obviamente, de judíos no bautizados, que permanecen en su fe, que agradecen al Papa Pacelli por la ayuda prestada. Hay numerosos testimonios de la ayuda prestada por los simples cristianos, así como por los institutos religiosos y los propios obispos para salvar la salvación de esta pobre población tan cruelmente perseguida.

Naturalmente también hay voces disonantes sobre este aspecto, hay en el lado judío la evocación del llamado problema de los silencios de Pío XII. Pero, a este respecto, los nuevos documentos también proporcionarán una nueva explicación más detallada.

Conocemos la historia de este pueblo perseguido y el Holocausto y por lo tanto entendemos muy bien que los judíos esperan tanto de estos documentos que ahora son accesibles. Lo importante, en mi opinión, es que el estudio de estos documentos, como los demás, se haga de manera justa, objetiva, científica e histórica. Entonces, por supuesto, cada uno tendrá su propia opinión.

En este contexto, ¿cómo encaja la jornada de estudio en el Augustinianum?

La apertura fue anunciada por el Santo Padre hace ya un año, cuando recibió en audiencia al personal de los Archivos Vaticanos. Pero para preparar adecuadamente desde el punto de vista archivístico esta nueva apertura de fondos, a diferencia de lo que había sucedido con las aperturas anteriores, se pensó en organizar una jornada de estudio específica, precisamente en el Instituto Patrístico Augustinianum, cerca de la columnata de San Pedro.

En esta ocasión, los archiveros de los Archivos Vaticanos, pero también los archiveros de otros archivos de la Santa Sede, presentarán su trabajo de preparación de los documentos y la posibilidad que ofrecen estos documentos en relación con nuevas investigaciones.

Para este día, ya hemos tenido la participación de más de 200 personas entre historiadores e investigadores y también hay un gran grupo de estudiosos judíos. Nuestro objetivo, con este evento, es servir a los investigadores ofreciéndoles una visión general de los nuevos fondos y posibilidades de investigación, de las herramientas preparadas, para que cada uno pueda entonces seguir su propio camino, hacer sus propias investigaciones, sacar sus propias conclusiones, naturalmente con la mayor libertad.

Read more...

Acelerar la escritura en memoria flash modificando el sistema de archivos

Modificaciones del sistema de archivos para acelerar la escritura en memorias flash
https://almacenamientoit.ituser.es/

WD my passport SSD

Un equipo de ingenieros informáticos de Corea ha desarrollado un nuevo esquema de árbol para el sistema de archivos de los SSD y las memorias flash que permitiría acelerar el rendimiento de escritura secuencial. Para ello han optado por una estructura de nodos en cascada que reduce las operaciones de escritura innecesarias y acelera el rendimiento en estas operaciones.

Para organizar los datos en el sistema de archivos del almacenamiento flash se emplea una estructura denominada arbol-B (B-Tree), similar a la de las bases de datos o sistemas operativos. Pero los esquemas empleados hasta ahora provienen de los sistemas de archivos tradicionalmente utilizados en otros soportes de almacenamiento, y en el caso de los SSD y las memorias flash genera ciertos problemas.

Uno de ellos se manifiesta en los procesos de escritura secuencial, porque la propia naturaleza de la memoria de estado sólido obliga a realizar un proceso de borrado previo de las celdas seleccionadas para la próxima escritura, y las estructuras de árbol tradicionales introducen un retraso en el proceso que afecta al rendimiento. La industria no desconoce este problema y desde la creación de los SSD se han propuesto diferentes esquemas de B-tree para el almacenamiento de estado sólido.

Ahora, un grupo de ingenieros coreanos de la Universidad de Hanyang, en colaboración con especialistas de las compañías SK Hynix y FW Nextgen Tech, han propuesto un nuevo esquema que pretende mejorar el rendimiento logrado hasta ahora en las escrituras secuenciales. Su idea se basa en la utilización de nodos de datos en cascada, en vez de las clásicas estructuras de árbol convencionales.

Según las explicaciones que han publicado en su artículo, su esquema “reduce el número de operaciones de escritura y mejora las escrituras secuenciales mediante el empleo de nodos de memoria en cascada. La estructura del índice B-tree propuesta retrasa las actualizaciones para los nodos B-tree modificados y luego realiza escrituras por lotes en cascada”. Según las pruebas que han realizado, empleando análisis matemático y ciertos experimentos, su esquema de árbol logra mejorar el rendimiento de cualquier otro existente, especialmente en las tareas de escritura secuencial. Y, teniendo en cuenta que en la investigación participa un miembro de juna importante compañía de memoria, cabe esperar que este avance acabe viendo la luz.

Read more...

Los Archivos en la Memoria Colectiva de la Ciudad

Los archivos salen al rescate de las historias anónimas de Barcelona
https://www.lavanguardia.com/


Los equipamientos recopilan todo tipo de documentos para “completar” el pasado de la ciudad


Una ciudad es un gran escenario en el que hay una trama principal, pero alrededor de la cuál pasan otras muchas cosas que complementan a la historia protagonista, que la enriquecen, que permiten entender mejor la intriga estrella... Los archivos de la ciudad, el histórico, el contemporáneo o el fotográfico, pero también los de cada uno de los distritos, se reivindican como cuidadores de todas esas historias, que no se pueden definir como secundarias, pero que ayudan a entender la principal.
Custodios de la memoria colectiva piden, eso sí, colaboración ciudadana: las donaciones son su cimientos, los recuerdos anónimos, para ellos, lo pueden ser todo. “En estos momentos nos interesa mucho la documentación relacionada con el feminismo o con todo lo que tiene que ver con los movimientos LGTBI”, subraya el archivero jefe del Consistorio, Joaquim Borràs. “Intentamos que la gente sea consciente de que hay mucha información que está en las familias, en las asociaciones y entidades que es parte también de la historia de la ciudad. No sólo es la información y la documentación que produce el Ayuntamiento”, añade el responsable municipal que defiende con pasión el papel de estos equipamientos en la suma de la construcción de la memoria colectiva.

Porque la historia de la ciudad, argumenta, son también los dietarios de las hermanas Amat que dibujan, con palabras, los años 20 del siglo XX y el estallido de la Guerra Civil. O las obras manuscritas de José Casellas, el autor teatral de finales del siglo XIX cuyas creaciones estuvieron perdidas más de medio siglo... Lo son también las fotografías de Carme Garcia que desde la azotea de su casa –su marido no veía bien su pasión y mucho menos que se profesionalizara– reflejó la ciudad de 1935 hasta mediados de los años 80... (a partir de sus fotos se ha editado un libro: Carme Garcia. Des del terrat ).
En la actualidad, los equipamientos municipales atesoran y preservan más de 60 kilómetros de documentación –es la distancia que sumarían si se pusieran una al lado de la otra todas las cajas que están en los estantes–, así como unos tres millones de fotografías. Unos archivos que no están llenos de polvo y en los que sus empleados no trabajan con manguitos. Tampoco huelen a humedad o a naftalina.
De hecho, lo que buscan es ser lo más permeables posible. “Estamos abiertos a escritoresinvestigadores... A todos los ciudadanos, eso sí, con cita previa”, apunta Borràs, que explica que los archiveros también hacen, literalmente, trabajo de campo: paseanpreguntan y abren más de un container a lo largo del día... Y, además, cuentan con una red de captación de contenido, a través de cronistas de barrios, historiadores y entidades.
“Si se enteran de que alguna documentación corre peligro, ha fallecido una persona que puede aportar información interesante o puede desaparecer una entidad o un comercio centenario se ponen en contacto con nosotros”, explica. El objetivo, por el que trabajan, es que los propios ciudadanos sepan que hay un espacio al que llevar sus recuerdos. “Una donación es un reconocimiento, un ejercicio cívico de reconocimiento”, sentencia Borràs.
Durante el año 2019, los archivos de Barcelona recibieron más de medio centenar de donaciones: varias colecciones y más de 127.000 fotografías. Entre estas, unas 700 en régimen de comodato por 20 años que pertenecieron al archivo de la familia Martí Codolar, cuyos actuales propietarios son los salesianos. “Es una colección de fotos familiares, pero también las del primer zoo de Barcelona. Forma parte de esta colección una imagen de la visita de San Juan Bosco a Barcelona”, añade Borràs, que también exhibe con orgullo otra donación, en este caso, del archivo municipal de Sant Andreu, un pergamino municipal de 1426.
“Un historiador local que había sido becario del archivo lo encontró en un mercado de libros y documentos antiguos de Vic. Consideró que tenía que estar en el archivo y lo compró. Nosotros lo incorporamos, lo conservamos, lo restauramos, lo digitalizaremos y lo pondremos en nuestro catálogo en línea”, explica el archivero jefe de la ciudad de Barcelona. “Para nosotros es muy importante porque completan la visión que tenemos muchas cosas”, insiste Joaquim Borràs.

Imagen de uno de los dietarios de las hermanas Amat de Gràcia
Imagen de uno de los dietarios de las hermanas Amat de Gràcia (César Rangel)

“A veces nos traen una parte de la documentación: a veces muy cuidada otras veces en bolsas. Pero siempre valoramos la importancia de la documentación para la memoria del distrito, del territorio o de la ciudad. Depende del valor va a un archivo u otro... Y si se trata de pergaminos antiguos va al histórico”, apunta, por su parte, Glòria Gimeno, responsable del archivo municipal del distrito de Gràcia.
Y lo afirma justo delante de un grupo de dietarios, recientemente donados, que van del año 1923 a 1937 y que escribieron las hermanas Amat: solteras, creyentes y de Gràcia.
“Hemos estado trabajando toda la tarde en el jardín sin haber oído un solo tiro en todo el día y a eso de las siete se han oído varios y nos hemos entrado en la galería. Allí, a las siete y media, llaman al timbre, va Rosina a abrir y vemos a cuatro hombres armados que nos dicen que abramos la puerta. Rosina la abre y entran en el recibidor uno apuntando con el revolver preguntándonos si teníamos armas y donde estaban los hombres de la casa...”. El texto reproducido es parte de lo que una de las hermanas escribió el 22 de julio de 1936.

Se dieron por desparecidas durante décadas

Gràcia conserva las obras teatrales de José Casellas

“Estos dietarios nos los trajo un familiar de aquellas hermanas. Vimos que eran importantes y firmamos un contrato de cesión”, añade Gimeno, mientras, con delicadeza muestra otro de los tesoros (todos son tratados como tal) más recientes de su archivo: las obras manuscritas de José Casellas, autor teatral de finales del siglo XIX, que también llegó a estar al frente de uno de los teatros de Gràcia.
“En este caso fue una persona que llamó al distrito y habló con la técnica de cultura. Le dijo que tenía unas obras de teatro de su tío abuelo que habían estado en la buhardilla muchos años. Llamaba por si algún grupo amateur del distrito quería representarlas...”, explica Gimeno que apunta que, en este caso, se da la circunstancia que son unas obras de teatro de las que el archivo ya tenían constancia... Porque durante décadas habían estado desparecidas, desde que Casellas murió, entorno al año 1936.

Una de las obras manuscritas del autor teatral José Casellas
Una de las obras manuscritas del autor teatral José Casellas (César Rangel)

“Hay un escrito de un señor en una revista en la que se queja de su muerte, sin pena ni gloria, que se había tenido que vender su biblioteca y que lo único que había conservado eran todas sus obras de teatro en una maleta”, continúa la trabajadora municipal. “Si no fuera por donaciones se particulares a lo mejor no tendríamos imágenes de la nevada de 1962 en Gràcia”, añade.
La archivera también muestra el cuaderno de la escuela de una niña –Rafaela Calvo– que donó su hija, Glòria Picazo, que data del año 1937 y que recoge una redacción de la entonces menos sobre la Guerra Civil: “Si tienes paz todo está tranquilo y en cambio si hay guerra siempre tienes aquella preocupación...”.
El cuaderno sirvió para ilustrar una exposición sobre la infancia y la contienda en el año 2019. Se conserva en el archivo de Gràcia junto a varias carpetas de documentación sobre la mítica editorial Bruguera, que cedió al archivo Helena Larreula, viuda de Vicenç Palomares que fue trabajador del sello durante décadas: redactor, autor de guiones... Y también coordinador de títulos emblemáticos como Mortadelo y colaboró en tebeos como Tio vivo El Capitán Trueno.
Palomares ya ejerció en vida de cronista de la mítica editorial: en el archivo está parte de su vida. “Tenemos entre otras muchas cosas las cartas que se intercambió con Ricardo Sanz, que estuvo en la revuelta de La Canadiense”, manifiesta Gloria Gimeno. Una relación epistolar con el escritor, pero también dirigente anarquista (uno de los fundadores del grupo anarquista Los Solidarios, el de Buenaventura Durruti y Juan Garcia Oliver), que se alargó durante décadas mientras Ricardo Sanz estaba en el exilio.
“¿Quién iba a decir que del fondo sobre una editorial iban a salir todas estas cartas?”, pregunta la archivera. Y es que, no siempre todo es lo que parece o se puede pensar inicialmente. Pasa también con el fondo de la Cooperativa de Tejedores a mano de Gràcia, que donó al archivo de este distrito el último presidente de esta entidad que se fundó en 1876. Una documentación en la que abunda el material gráfico sobre actuaciones teatrales durante los años 20 y la Guerra Civil (su sede fue el Teatreneu).
Recuerdospequeños tesoros del pasado que están abiertos a escritores o investigadores dispuestos a descubrir, también, viejas historias... Quizás olvidadas, pero gracias a los archivos, vivas.
Autor: BARCELONA



Read more...

Universidad de Guelph analiza su participación histórica en la investigación, la enseñanza y la práctica opresiva

>>  viernes, 17 de enero de 2020

Las universidades deben abrir sus archivos y compartir sus pasados ​​opresores

Por primera vez, una universidad canadiense, la Universidad de Guelph, se está reconciliando con su historia de la enseñanza de la eugenesia. Pocas universidades en Canadá han analizado de cerca su participación histórica en la investigación, la enseñanza y la práctica opresivas. Menos aún han hecho accesibles sus archivos.


Los archivos de las instituciones académicas pueden contar historias de eugenesia nunca antes contadas. Las universidades pueden comenzar a deshacer los legados opresivos abriéndolos a artistas y comunidades. (Pakula Piotr / Shutterstock)

Durante la primera mitad del siglo XX, el movimiento eugenésico tuvo estrechos vínculos con instituciones postsecundarias. Por ejemplo, los líderes de la Universidad de Alberta también participaron en el movimiento eugenésico y en la Junta de Eugenesia de Alberta . Dos de los tres colegios fundadores de la Universidad de Guelph, el Instituto Macdonald y el Colegio Agrícola de Ontario, enseñaron oficialmente eugenesia entre 1914 y 1948 .

Una vez, la eugenesia difundió la idea profundamente dañina de que es posible, e incluso deseable, mejorar la raza humana a través de la cría selectiva. Finalmente, generó políticas destinadas a erradicar a los considerados "no aptos" a través del confinamiento institucional, el matrimonio restrictivo, las leyes de inmigración y la esterilización. La eugenesia fue considerada una ciencia desde principios de 1900 hasta la década de 1930, cuando su reputación científica comenzó a declinar y cambiar .
Exhibiendo eugenesia

Las universidades canadienses tienen acceso restringido a los archivos que implican a sus instituciones para beneficiarse de las ideas y prácticas opresivas. Kathryn Harvey, archivero principal de la escuela, puso a nuestra disposición el archivo de la Universidad de Guelph.

Utilizando los archivos, desarrollamos una exposición multisensorial multisensorial en el Museo Cívico Guelph llamada Into the Light: Eugenics and Education in Southern Ontario , que comenzó en septiembre de 2019 y se extiende hasta marzo de 2020. Es la primera de es amable para sacar a la luz la difícil historia de la participación de la universidad canadiense en la enseñanza de la eugenesia.

Into the Light es co-creado por Mona Stonefish (nuestro proyecto Elder), Peter Park, Dolleen Tisawii'ashii Manning, Evadne Kelly, Seika Boye y Sky Stonefish, con el apoyo clave de Carla Rice (Centro de Revision), Dawn Owen (Guelph Civic Museum) y Sue Hutton (Respetando los derechos, un proyecto en el Centro de Derecho de Discapacidad ARCH). Reúne a personas indígenas y discapacitadas que llevan historias personales de confinamiento forzado y esterilización.

La exposición abarca la discapacidad y las prácticas curatoriales descolonizadoras que perturban y perturban. Al presentar expresiones artísticas, sensoriales y materiales de la memoria a través de diferentes formatos, "habla las duras verdades del colonialismo", como escribe la estudiosa de Ho-Chunk, Amy Lonetree . Al mostrar más de 30 años de documentos del curso de eugenesia (1914-48) del Instituto Macdonald y el Colegio Agrícola de Ontario , es una rara oportunidad para considerar cómo se enseñó y practicó la eugenesia en Ontario.
Enseñanza de la eugenesia

En Into the Light , los documentos del curso de eugenesia van acompañados de múltiples perspectivas. Tomemos, por ejemplo, una de las diapositivas del curso, titulada " Clasificación eugenésica de la población humana " que se mostró inicialmente en el Segundo Congreso Internacional de Eugenesia en 1921.


'Clasificación eugenésica de la población humana'. La imagen muestra un cuadro con una lista de los considerados eugenéticamente aptos, seguido de una lista de los no aptos. (Cortesía de Archivos y Colecciones Especiales, Universidad de Guelph)
El gráfico muestra la conexión entre la eugenesia y el colonialismo británico. En él, Cecil Rhodes está clasificada como una persona "superior" de "genio". En 1921, Rhodes fue celebrado por su contundente agenda de supremacía blanca y colonial británica. Hoy, Rhodes es reconocido como uno de los primeros arquitectos del apartheid, una política que involucró la deshumanización sistemática de la población negra de Sudáfrica desde 1948 hasta 1994.

También se muestran en el cuadro los rasgos eugenésicos de aquellos a quienes los eugenistas consideran "no aptos", incluidas las personas clasificadas como débiles, pobres, criminales y epilépticos. En el proceso de reclamar la tierra y sus pueblos, los administradores coloniales canadienses, oficiales, médicos, educadores y científicos enmarcaron a los Primeros Pueblos como discapacitados y "incapacitados mentales" para justificar sus acciones. Como la estudiosa descolonizadora Karen Stote escribe en An Act of Genocide , esto fue un precursor de la esterilización poco ética y la institucionalización forzada.

Los efectos del colonialismo y la eugenesia se ven en dos grandes pilas de sacos de comida. Los sacos revelan el trabajo forzado doméstico y agrícola impuesto a quienes fueron colocados, a veces violentamente, en instituciones residenciales de Ontario.

Los sacos están acompañados por el olor a papa podrida para evocar la sensación de que se les niega la comodidad y la nutrición.

El curso de eugenesia suprimió el pensamiento independiente y los conocimientos experimentales. Pero Into The Light centra las experiencias de sobrevivientes una vez marginados y alienta a los espectadores a pensar críticamente.


Como se demuestra en esta imagen, la comida a menudo se usaba para perpetuar el colonialismo. En una sección de la exhibición en el Museo Cívico Guelph, hay una pila de sacos de papa, creados por los artistas, que muestra una imagen estereotípica de un 'indio' con 'Marca Eugenia' escrita en los sacos. La luz brillante fluye entre los sacos. (Evadne Kelly)

El efecto de la eugenesia.

La exposición ha tenido un impacto discordante en los estudiantes universitarios, especialmente aquellos en psicología, sociología, desarrollo humano, ciencias políticas y trabajo social que buscan carreras en las mismas profesiones que una vez apoyaron la eugenesia.

Un estudiante graduado de psicología, por ejemplo, habló sobre cómo su relación con la Universidad de Guelph se transformó después de visitar la exposición. Cuando se enteró del papel de la universidad en la enseñanza de la eugenesia, su orgullo se convirtió rápidamente en sentimientos de incomodidad y desorientación. Pero se volvió abierto y ansioso por cambiar cuando se dio cuenta de que la universidad decidió exponer y abordar su historia en lugar de tratar de ocultarla.

Para los sobrevivientes y los grupos perjudicados, la exhibición de documentos de archivo también ha tenido un impacto. Una sobreviviente del Instituto Mohawk y la Escuela de Capacitación para Niñas dijo que se sintió aliviada y validada después de décadas de ser silenciada, negada e incrédula, lo que agravó los crímenes que experimentó debido a la eugenesia.

Dalhousie University y Ryerson University son dos escuelas con vínculos estrechos con figuras del siglo XIX que se beneficiaron de la opresión, la esclavitud y la colonización: Lord Dalhousie y Egerton Ryerson, respectivamente. Ambas escuelas están llegando a un acuerdo con estas historias. Están estableciendo paneles académicos y procesos de consulta con grupos agraviados, que pueden abordar las actitudes, políticas y prácticas coloniales, racistas y capacitadas.

Los archiveros, bibliotecarios, investigadores y administradores universitarios de todo el país deberían trabajar con las comunidades para encontrar formas significativas de hacer que sus archivos sean accesibles para aquellos a quienes se dirigen ideas y prácticas destructivas. Descubrir historias ocultas del pasado cuestiona nuestras formas de hacer las cosas en el presente; Para los grupos agraviados y que buscan justicia, un pasado abierto abre más posibilidades justas para el futuro.


Autor: Emily Costello

Read more...

Programas de Recuperación de Datos

>>  domingo, 12 de enero de 2020

No pierdas tus archivos con los mejores programas de recuperación de datos
https://www.softzone.es/

Disco duro roto

Hay muchas causas por las que podemos perder nuestros archivos personales. Por ejemplo, un fallo en el disco duro, un virus, un error en Windows, incluso por errores humanos. Siempre recomendamos contar con copias de seguridad de nuestros datos más importantes de manera que. si ocurre algo, podemos recuperarlos rápidamente y no perdamos ese material que, aunque pueda no tener valor económico, tiene un gran valor sentimental. Sin embargo, cuando ocurre una desgracia, y no tenemos copia de seguridad de los datos, es cuando entran en juego los programas forenses para recuperar datos.

La mayoría de las veces que desaparece un archivo de nuestro ordenador en realidad no se ha eliminado por completo, sino que se ha marcado el espacio que ocupa como «disponible» por una causa y está a la espera de que otros datos lo ocupen. Pero los datos siguen ahí.

Los programas de recuperación de archivos se aprovechan de esto. En lugar de leer el índice del disco duro, estos realizan una exploración completa de su superficie y registran todos los archivos y carpetas que hay creados en ellos. Así encontraremos todos los archivos que podemos ver, y todos los que, por algún motivo, han desaparecido. Y, partiendo de esos datos, nos permiten hacer una copia de los mismos para recuperarlos.

En Internet podemos encontrar una gran cantidad de programas de recuperación de datos, tanto gratuitos como de pago. A continuación, vamos a ver cuáles son los mejores para Windows de manera que, si nos vemos en esta situación y no tenemos copia de seguridad, podamos recuperar nuestros datos.
Aspectos importantes a tener en cuenta antes de recuperar datos

Usar estos programas no garantiza que podamos recuperar los datos. Igual que no todos los programas son igual de precisos ya que depende de los algoritmos que utilicen. Si los datos los acabamos de eliminar, y no hemos usado nada el ordenador, la probabilidad de recuperarlos es bastante grande. Sin embargo, cuanto más tiempo pasa y más usamos el ordenador, esta probabilidad disminuye, ya que es muy probable que se sobrescriban sectores con partes del archivo que queremos recuperar.

Es importante recordar que el programa de recuperación hay que instalarlo en un disco duro diferente al que tiene los datos que vamos a recuperar. Si lo instalamos en el mismo disco duro o en la misma unidad, es probable que sobrescribamos los datos que precisamente estamos intentando recuperar.

Lo mismo ocurre cuando encontramos los datos que queremos recuperar. Es muy importante que, al guardarlos, lo hagamos en un USB o en un disco duro diferente al que tenía originalmente los datos. Así reduciremos la probabilidad de sobrescribir los sectores y perder toda oportunidad de recuperar los datos.

Los procesos de análisis y recuperación suelen ser, generalmente, muy lentos. Dependen del tipo de disco duro o SSD y del tamaño del mismo. Es necesario tener mucha paciencia para tener éxito en la recuperación de los datos.

Mejores programas gratis para recuperar datos eliminados
Recuva

Seguro que alguna vez hemos oído hablar de Ccleaner, el software de limpieza y optimización de Windows. Recuva es un programa gratuito creado por la misma compañía, Piriform (que actualmente es propiedad de Avast).

Este programa cuenta con una interfaz muy sencilla de seguir que nos va guiando en cada paso para analizar nuestros discos duros, buscar los archivos que se han eliminado y permitirnos recuperarlos. Además de contar con un asistente muy claro, permite recuperar todo tipo de archivos, incluso emails que hayamos eliminado de nuestro PC o documentos de Word que no hayamos guardado a tiempo.

Cuenta con funciones de recuperación sencillas y rápidas y con un modo de análisis en profundidad para buscar los datos que hayan sido eliminados del disco y no se detecten durante el análisis inicial. Es compatible con Windows, y además es capaz de escanear unidades externas, incluso iPod, y discos duros dañados y formateados.


EaseUS Data Recovery Wizard

EaseUS Data Recovery Wizard es otro de los programas de recuperación de datos más populares que podemos encontrar para Windows. Este programa cuenta con uno de los algoritmos más precisos a la hora de analizar unidades y detectar y recuperar datos.

Permite recuperar desde datos que se han eliminado de la papelera de reciclaje por error hasta los archivos de unidades formateadas. Cuenta con un modo de escaneo rápido del disco duro, y luego con un modo de análisis muy profundo para los datos más complicados de eliminar. Incluso cuenta con métodos de recuperación flexibles según el tipo de archivos que estemos intentando recuperar.

Testdisk y PhotoRec

Cuando tenemos un problema con una partición o con el formato de un disco duro (por ejemplo, si el disco duro se ha vuelto RAW), Testdisk es uno de los mejores programas a los que podemos recurrir. Este programa no recupera los datos como los demás, sino que se centra en leer la estructura del disco duro y regenerar de cero la tabla de particiones. De esta manera los datos vuelven a estar disponibles y accesibles desde el ordenador.

Si necesitamos un software de recuperación forense, junto a Testdisk podemos encontrar PhotoRec. Creado inicialmente como un software de recuperación de fotos de cámaras, a día de hoy es un potente software que nos permite recuperar cualquier tipo de archivo eliminado del ordenador. Cuenta con una gran variedad de formatos y tipos de archivos compatible, es multiplataforma y, además, totalmente gratuito y de código abierto. Un software que, sin duda, puede salvarnos de una buena.

MiniTool Power Data Recovery

Otra alternativa gratuita para recuperar archivos eliminados de nuestro ordenador es MiniTool Power Data Recovery Software. Este programa cuenta con una gran variedad de herramientas que nos permiten analizar nuestro disco duro, tanto superficialmente como en profundidad, hasta encontrar los archivos que hemos perdido.

Algunas de las mejores características que nos ofrece este programa de MiniTool son, por ejemplo, la posibilidad de recuperar archivos que estuvieran usando la compresión de NTFS, soporte para todo tipo de discos duros, unidades de almacenamiento e incluso memorias USB, especialización a la hora de buscar y recuperar fotografías y un excelente motor de análisis y recuperación que aumenta la probabilidad de éxito.

PC Inspector File Recovery

Este programa es otro de los más sencillos y rápidos a la hora de recuperar archivos borrados de nuestros discos duros. Las principales características de esta alternativa son, por un lado, que es capaz de encontrar particiones FAT eliminadas y recuperarlas tal cual, con todos sus datos (aunque esto no funciona con NTFS). Y, por otro lado, es capaz de recuperar la marca de fecha de los archivos eliminados. Esto nos permite, principalmente, copiarlos a unidades de red (como un NAS, un USB en nuestro router, u otro ordenador) sin problemas.

Wise Data Recovery

Este programa funciona de forma similar a los anteriores. Cuando lo ejecutamos, Wise Data Recovery analiza toda la estructura del disco duro para encontrar todos los datos que hayan sido eliminados o hayan desaparecido para poder recuperarlos. Es compatible con los principales sistemas de archivos de Windows (FAT, exFAT y NTFS), y cuenta con una interfaz muy sencilla de usar. Además, cuenta con una opción de búsqueda que nos ayudará a encontrar datos con mucha más rapidez que otros programas.

Glary Undelete

Si estamos familiarizados con otro software de Glarysoft, entonces seguro que nos interesa probar Glary Undelete. Este es otro programa de recuperación de datos eliminados de discos duros, gratuito y muy sencillo de usar, que nos puede salvar de un problema.

Este programa es compatible con los sistemas de archivos de Microsoft, como NTFS, Fat y exFAT, y cuenta con todo tipo de funciones y características que nos ayudarán a la hora de recuperar los datos de nuestras unidades. Cuenta con un buscador de archivos y una gran cantidad de filtros que nos permitirán encontrar mucho más rápidamente los archivos que estamos buscando.

Puran File Recovery

No hay mucho más que añadir a este programa. Otra alternativa gratuita más, con algoritmos diferentes, para ayudarnos a recuperar los archivos eliminados de nuestro ordenador. Es compatible con los principales sistemas de archivos de Windows, y además es capaz de analizar y recuperar datos de cualquier tipo de almacenamiento, ya sea disco duro, SSD, memoria flash e incluso CD y DVD.

Cuenta con un sistema de análisis profundo para detectar y recuperar los archivos más escondidos y permite incluso recuperar particiones completas. También detecta cambios de formato basándose en patrones en el código de determinados archivos, útil cuando estos han desaparecido a causa de un virus.

ADRC

Aunque lleva tiempo sin actualizarse, este programa sigue siendo otra excelente alternativa para recuperar datos borrados o eliminados de cualquier ordenador. ADRC es compatible con una gran cantidad de sistemas de archivos y cuenta con funciones complejas para la detección y recuperación de estos datos. La interfaz del programa es muy clara y sencilla de utilizar, además de contar con todo tipo de herramientas que permiten, por ejemplo, generar el arranque del sistema cuando este falla.

Stellar Data Recovery

Por último, Stellar Data Recovery es otro de los programas para recuperar datos eliminados de nuestros discos duros que podemos descargar y usar de forma gratuita. Este programa es compatible con todo tipo de unidades de almacenamiento y es capaz de detectar y recuperar prácticamente cualquier tipo de archivo. Una alternativa más a tener en cuenta cuando las anteriores, por algún motivo, no funcionan o no nos dejan recuperar los datos.

Mejores programas de pago para recuperar datos borrados

Muchos de los programas gratuitos que acabamos de ver en el punto anterior tienen sus correspondientes versiones de pago. Estas suelen ser bastante más completas y profesionales que las anteriores, y además eliminan algunas de las restricciones (por ejemplo, de tamaño) con las que nos podemos topar.

Además de ellas, también existen otros programas mucho más profesionales, exclusivamente de pago, que nos permitirán salvar la situación cuando todo lo demás falle.

Disk Drill Pro


Disk Drill Pro es uno de los programas más avanzados y profesionales que podemos encontrar para la recuperación de datos eliminados de discos duros. Es compatible con una gran variedad de sistemas de archivos, desde los típicos de Windows, como FAT, exFAT y NTFS, hasta con HFS y EXT.

Este programa puede leer sin problemas discos duros mecánicos, unidades SSD, memorias USB, tarjetas SD y cualquier otro dispositivo de almacenamiento. Sus algoritmos son capaces de detectar prácticamente cualquier archivo del que haya el más mínimo rastro en nuestro disco duro, y tiene funciones que nos permiten incluso pausar y reanudar las búsquedas de datos según necesidades.

Wondershare Recoverit Data Recovery


Otro de los programas de pago más potentes y completos que podemos encontrar para recuperar nuestros archivos. Esta alternativa de Wondershare es capaz de leer prácticamente cualquier sistema de archivos de Windows, macOS y hasta Linux y detectar y recuperar cualquier archivo que se encuentre en él.

Sus puntos fuertes son, por un lado, la posibilidad de generar una vista previa de los archivos antes de recuperarlos, la facilidad para usar este programa y, sobre todo, la rapidez con la que analiza los discos duros y recupera los datos. Además, es compatible con todo tipo de archivos.

Active File Recovery


Este programa es, a grandes rasgos, similar a los anteriores. Cuenta con soporte para los principales sistemas de archivos y es capaz de detectar archivos eliminados con una gran precisión. Sin embargo, quiere diferenciarse de las otras alternativas ofreciendo a los usuarios una alternativa mucho más barata que otras, gracias a un sistema de licencia por suscripción.

Este programa cuenta con dos opciones de escaneo (Quickscan y Superscan) que permiten a cada usuario adaptar las búsquedas según sus necesidades y el tiempo que tengan, además de permitir recuperar los datos incluso cuando Windows no arranca.

R-Studio


R-Studio es otro programa comercial para la recuperación forense de datos. Este programa se caracteriza por ofrecer a los usuarios avanzados una gran cantidad de opciones y herramientas técnicas para una búsqueda y recuperación mucho más eficaz y precisa. Este programa es compatible con todos los sistemas de archivos utilizados y hasta puede recuperar datos de unidades en RAW.

Any Data Recovery


Por último, Any Data Recovery trae a los usuarios una interfaz muy limpia y sencilla de utilizar para que cualquiera pueda sacarle todo el partido a una herramienta de recuperación de datos. Este programa es compatible con los principales sistemas de archivos, como FAT, NTFS, HFS y APFS, además de soportar la búsqueda de más de 550 tipos de archivos diferentes.

Entre sus principales características debemos destacar sobre todo su excelente sistema para previsualizar los datos antes de guardarlos.

Autor: Rubén Velasco

Read more...

Snap Shots

Get Free Shots from Snap.com

  © Free Blogger Templates Autumn Leaves by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP