Revolución mexicana en fotografías rescatada de los archivos

>>  lunes, 18 de agosto de 2014

"Los archivos deben ser Patrimonio de la Humanidad" 
http://www.oem.com.mx/ 18/08/2014

Villa y Zapata























NUEVA YORK, EU(OEM Informex).- Solo la Revolución Francesa podría compararse a lo que significó la Revolución Mexicana, afirma el investigador Bryan Davis, quien actualmente elabora, en Nueva York, un amplio estudio sobre las imágenes que llegaron a la posteridad, los fotógrafos mexicanos y extranjeros que cubrieron al que llama: "El más formidable levantamiento en favor de los ideales de justicia en el siglo XX".

"Fue una de las primeras revoluciones en ser filmada y fotografiada con equipos que habían alcanzado cierto nivel funcional, de ahí la importancia de seguir analizando las miles de imágenes que se encuentran en los diversos archivos del mundo, porque existe ahí un tesoro invaluable, por no decir un poema inspirador que puede ser leído por las nuevas generaciones de fotógrafos, ¿cómo fue posible que nuestros bisabuelos lograran con esas cámaras réflex, a veces imprácticas y aún en desarrollo, tal perfección?"

Davis se dedica actualmente a catalogar, por temas, las fotografías de numerosos archivos para hacer un estudio comparativo, pues en su opinión existe una constante entre los fotógrafos que eran mexicanos y extranjeros.

"Todos se enfrentaban a un acontecimiento nunca visto en la historia moderna, por ello en sus fotografías no se plasma un ojo coloquial o una visión que pareciera de alguien perteneciente a otra cultura, todos estaban en terreno desconocido en la Revolución Mexicana, y también la gente y los propios revolucionarios, de ahí que muchas fotografías asemejen un montaje cinematográfico perfecto, dramático, fue el gran paraíso para los fotógrafos del mundo".

Además de imágenes icónicas como las que pertenecen a los Archivos Casasola, o Hugo Brehme, el investigador ha desentrañado las imágenes de otros fotógrafos como el corresponsal inglés James Hare que legó algunas imágenes poco conocidas del paso de los revolucionarios por la frontera de Estados Unidos.

"Incluso nos legó esa fotografía que no ha tenido mucho eco posterior, pero que es un ejemplo de solidaridad y de la amistad entre México y Estados Unidos, donde en el Río Bravo los ciudadanos estadunidenses lanzan regalos y objetos útiles para las fuerzas maderistas que las recogen del otro lado. Como esa hay centenares de fotografías que valen la pena rescatarse".

Mientras muestra sus archivos en el jardín botánico de la zona de Queens, Bryan Davis lamenta que en los archivos oficiales, no solo de México, sino del mundo, no existan registros de las decenas de fotógrafos anónimos que también cubrieron la Revolución Mexicana y cuyos trabajos no están firmados.

"Algunos son claramente fotógrafos norteamericanos, que solían escribir en las impresiones en positivo el evento que habían captado, tal es el caso de las imágenes captadas en Chihuahua en 1912 en la que vemos al coronel Quevedo avanzar con su ejército, y en cuya placa puede leerse "Col Quevedo and his cavalry", como esa hay muchas con distintos tipos de letra, pero que evidentemente pertenecen a corresponsales de diarios norteamericanos. Quizá algún día algún investigador hurgará en los archivos de esos periódicos, si es que aún existen, para hacer un análisis comparativo de su escritura y conocer así sus identidades".

Davis afirma que incluso en el desarrollo de la Revolución Mexicana puede verse claramente un cambio en las fotografías, pues mientras algunas captan a revolucionarios con sonrisas e incluso posando en el frente junto con sus compañeros, las pertenecientes a la Decena Trágica se presentan mucho más oscuras, dramáticas y

desesperanzadoras.

"El mejor ejemplo es la famosa fotografía de Manuel Ramos que apareció en diarios no solo de México sino del extranjero, donde se ven tendidos muchos cadáveres en una plaza de la Ciudad de México, entre ellos un niño, un adulto que quedó tendido en medio de las vías del tranvía, así como un caballo muerto junto con su jinete que aparece en segundo plano. Yo creo que pocas veces en la historia gráfica del mundo llegaron a contemplarse escenas de tal dramatismo, por eso lo puedo repetir mil veces, la Revolución Mexicana fue también la revolución de las imágenes".

El investigador vuelve a reiterar que así como hay grandes joyas firmadas, la gran tragedia de la fotografía de la Revolución Mexicana es que grandes obras visuales de todos los tiempos quedarán siempre en el anonimato.

"Son joyas de fotógrafos desconocidos que tuvieron la sensibilidad de buscar el ángulo más propicio para sus imágenes, un ejemplo claro de ellos es la fotografía captada durante la reunión de campesinos revolucionarios en el poblado de Reyes de Etla, Oaxaca, donde vemos centenares de personas cuyos sombreros cubren como un mar toda la calle principal, sin embargo por la posición del sol, aproximadamente a mediodía, la mitad de la fotografía está cubierta por sombras".

En opinión del especialista esa imagen podría ser en el futuro una de las más simbólicas del movimiento armado mexicano, pues muestra con sus contrastes el drama de lo que se vivía en esos tiempos.

"La mitad de la gente con sombrero permanece en las sombras, mientras que la otra mitad iluminados por el sol, eso era la Revolución, un movimiento que trajo esperanza a muchos, pero al mismo tiempo que traía una costosa cuenta a los miles de mexicanos que perdieron la vida y a sus familias en el movimiento armado".

Finalmente, Bryan Davis afirmó que próximamente planea viajar a la Ciudad de México para ponerse en contacto con los responsables de diversos archivos y poder completar su

investigación.

0 comentarios :

Google+ Followers

ARCHIVÍSTICA EN VÍDEO

Loading...

Snap Shots

Get Free Shots from Snap.com

  © Free Blogger Templates Autumn Leaves by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP