DESCUBIERTO DOCUMENTO AUTOGRAFO DE LUIS DE GONGORA EN EL ARCHIVO NACIONAL

>>  jueves, 31 de mayo de 2012


El tesoro oculto de Góngora
http://www.eldiadecordoba.es/ 31/05/2012


La hispanista Amelia de Paz resalta el carácter "cercano, jovial y malintencionado" del poeta en el documento autógrafo que ha descubierto en el Archivo Nacional. 
zoom

Casi dos siglos y un aniversario, el 450º del nacimiento de Luis de Góngora, han tenido que pasar para que aparezca un nuevo autógrafo inédito del poeta cordobés. Los archivos guardan tesoros que a veces resultan muy difíciles de hallar. Entre los miles y miles de legajos que los componen hay documentos que esperan salir a la luz, mostrarse, ser estudiados. Y bien lo sabe la hispanista Amelia de Paz, descubridora de un texto autógrafo de Góngora sobre la Inquisición, escrito en 1597 y que se encuentra en la sección de Inquisición de Córdoba del Archivo Histórico Nacional, un lugar "muy rico y no del todo explorado, como he podido comprobar".

El pasado mes de noviembre, durante los trabajos de preparación de la exposición Góngora. La estrella inextinguible, que se inauguró ayer en la Biblioteca Nacional y que vendrá a Córdoba en septiembre, la investigadora intentaba "documentar el entorno de Góngora, ese entorno cordobés que es fundamental para entender su poesía porque a Góngora no se le puede explicar sin Córdoba". Pero lo que no esperaba era encontrarse "con un testimonio, autógrafo suyo, porque simplemente quería informarme de quiénes habían sido sus vecinos, su medio".

La experta sintió "una sorpresa enorme porque autógrafos de Góngora hay poquísimos y los que se conocen salieron a la luz en el siglo XIX, es decir, todo un siglo sin descubrir nada de primera mano". Además el contenido también le impactó por mostrarse "un Góngora que testifica con ese desparpajo ante la Inquisición y delatando al inquisidor, algo que creo que no puede dejar indiferente a nadie".

Los autógrafos que se conocían hasta el momento eran cartas tardías que revelan a un Góngora con problemas. "Éste es el más extenso que ha aparecido hasta ahora y eso es importante cuando son tan pocos los que se tienen", explica la hispanista. Tampoco hay ningún autógrafo poético, ya que "ninguno de sus poemas se conservan manuscritos de su mano, posiblemente él iba destruyendo los borradores o los pasaba a amigos que a su vez hacían copias".

De Paz cuenta que durante una inspección rutinaria dentro del tribunal de la Inquisición de Córdoba salieron a relucir ciertas irregularidades cometidas por Alonso Jiménez de Reinoso. Entonces se inició una investigación más profunda a la que fueron llamando testigos: "Uno de ellos fue Góngora, y declaró en contra de Reinoso habiendo sido éste su amigo, pero en ese momento lo delata por un delito importante para un clérigo".

En este documento se aprecia a un Luis de Góngora "cercano, directo, jovial, malintencionado en algún momento". Es un hombre joven, de 35 años, "no el del retrato de Velázquez, que es al que nosotros estamos acostumbrados, un hombre mayor con problemas de salud y de dinero". Sin embargo aquí se descubre al poeta "en su medio, un medio cordobés que es vital para entender la poesía de don Luis".

Gracias a este texto se puede observar la evolución del carácter del poeta. "Los años hacen cambiar a las personas -manifiesta De Paz-, sin embargo la poesía que escribe en la vejez es igual de jovial, alegre y mal conocida. Es decir, el Góngora severo que tenemos en la cabeza procede de no haberlo leído con atención". La experta gongorina asegura que "las letrillas y los romances que compone en los años 20, en la última época de su vida, son tan simpáticas, tan guasonas, como las que había hecho en las décadas anteriores"; por eso "es una distorsión nuestra la de pensar que Góngora es ese señor tan serio que se peleó con Quevedo, lo cual son dos bulos en la historia de la literatura porque ni hubo tal enfrentamiento con Quevedo ni Góngora es para nada un autor serio y distante".

Desde que sucedió el hallazgo se ha estado preparando el facsímil que ahora se puede ver en la exposición y que se puede adquirir en la misma Biblioteca Nacional, aunque por el momento sólo se han editado 1.000 ejemplares. En estos meses De Paz ha estado "estudiando el curioso trasfondo que hay detrás de esos cinco folios" y además espera reunir sus investigaciones en un libro "para cuando la exposición vaya a Córdoba".

Este texto había pasado desapercibido durante siglos a los investigadores, pero es que "los archivos españoles son inmensos y están por explorar en buena medida. Los legajos son enormes y nunca se puede ver todo". Prueba de ello es que en ese mismo fondo de Inquisición de Córdoba habían trabajado gongoristas ilustres como Dámaso Alonso o José Antonio Martínez Bara. "Ha sido una fortuna por mi parte dar con ello", afirma De Paz.

"Creo que nos sorprendería por igual de un Cervantes, Quevedo o un Lope, de cualquier otro autor de la talla de Góngora, encontrar en un escrito de su puño y letras intimidades como las que ahí aparecen", finaliza la investigadora.

0 comentarios :

Google+ Followers

ARCHIVÍSTICA EN VÍDEO

Loading...

Snap Shots

Get Free Shots from Snap.com

  © Free Blogger Templates Autumn Leaves by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP