EL ALMACENAMIENTO EN "LA NUBE" CRECE DE FORMA EXPLOSIVA

>>  sábado, 16 de noviembre de 2013

¿Quién es el guardián de los archivos alojados en la web?
http://www.elpais.com.uy/ 16/11/2013


Para el ciudadano medio, el problema no es quién le espía sino a quién cede sus datos voluntariamente. En tiempos de rumores sobre espionajes y transmisión de datos crecen las dudas sobre quién gestionar la información privada.

Espías los ha habido siempre, y cajas fuertes en casa, también; lo novedoso es confiar todos nuestros datos, nuestras claves, nuestras fotos y las de amigos y familiares a alguien que no conocemos ni sabemos dónde está. Es la nube, elcloud computing, un ente como de Star Trek, pero que no es tan anónimo ni tan inmaculado como se creía. Alguien tiene acceso a todos esos contenidos, y no es, precisamente, su propietario.

El espionaje masivo e internacional de la agencia norteamericana NSA ha sacado a la luz la inseguridad de las comunicaciones de los ciudadanos -entre ellos, algunos destacados gobernantes-, pero también la inseguridad de las grandes empresas de Internet, de Microsoft a Google, de las redes sociales, como Facebook o Twitter, y de sitios comerciales, como Amazon o Apple Store.

"La nube es todo, pero hay niveles`, dice Víctor Castelo, experto español en Comunicaciones y Seguridad Informática. "Hay que intentar que las plataformas donde se desarrollan las aplicaciones, como Gmail o Skype, sean lo más abiertas e interoperables posible, que funcionen en diferentes aparatos y evitar que se conviertan en monopolios", indica.

A diferencia de otros productos de los mercados físicos, los negocios de Internet, quizás por el carácter misterioso que da la intangibilidad, cuando triunfan tienden a convertirse en monopolios. "Hay que intentar que (estos productos y servicios) se abran, que haya alternativas, que no seamos esclavos de los servicios de éxito", pide Castelo.

Según el estudio de la consultora Cisco sobre Tráfico en la Nube, en cuatro años las personas multiplicarán por 10 el almacenamiento en la nube de su música, fotos o vídeos, impulsadas por la proliferación de los aparatos móviles y la facilidad y el bajo precio del almacén.

El tráfico en la nube es una explosión, con crecimientos anuales del 35%. En cuatro años será casi cinco veces mayor que el actual, según las proyecciones de Cisco, empresa dedicada a las infraestructuras de Internet. El tráfico en la nube será ya dos tercios del total de Internet en 2017, y afectará tanto al consumo individual como a las empresas, privadas o públicas.
La llave.

"El genuino poseedor de la llave tendría que ser público", aboga David Hernández Montesinos, consultor de desarrollo cultural y comunicación. "No todo el mundo se puede permitir una nube personal, pero debería ser la línea a seguir. Pronto habrá servicios asequibles que ofrezcan cierta seguridad", asegura.

Directivos de Microsoft, Facebook y Google negaron con su máxima rotundidad haber colaborado con labores de espionaje ante una escéptica opinión pública. Juraron una y otra vez que ellos no dejan espiar a los gobiernos para acceder a datos personales de sus clientes a través de sus servidores por la puerta de atrás.

Las empresas tecnológicas reclaman más transparencia a las administraciones para poder publicar las peticiones de datos personales, pues se sienten tan víctimas como sus propios clientes. No se enteran cuando les espían, como han demostrado las revelaciones de Snowden.

No mienten como bellacos, simplemente son tan víctimas del espionaje como cualquiera. Gracias a Snowden se ha sabido que la NSA les copiaba datos sin que se enteraran; pero eso no sirve de consuelo, sino que aún preocupa más a ciudadanos que han confiado claves y recuerdos o la declaración de la renta a las nubes de Google, Apple o Microsoft.

Jimmy Wales, promotor de Wikipedia, la enciclopedia creada por los internautas, ve las peligrosas consecuencias derivadas del espionaje masivo, global y hasta compulsivo. "La gente va a tener miedo de poner los datos en empresas de Estados Unidos" advierte. Lamentablemente, aún no hay respuestas de cómo evitar el ojo tras la cerradura.

OTRA FORMA DE ALMACENAR: La Nube

La computación en la nube es un sistema informático basado en Internet y centros de datos remotos para gestionar servicios de información y aplicaciones. Permite que los consumidores y las empresas gestionen archivos y utilicen aplicaciones sin necesidad de instalarlas en una computadora con acceso a Internet.
El nombre

El término "nube" se utiliza como una metáfora de Internet y se origina en la nube utilizada para representar Internet en los diagramas de red como una abstracción de la infraestructura que representa, según explica la web de computacionennube.org
Ejemplos

Un ejemplo sencillo de computación en la nube es el sistema de documentos y aplicaciones electrónicas Google Docs. Para su uso no es necesario instalar un programa o disponer de un servidor, basta con una conexión a Internet para poder utilizar cualquiera de sus servicios.
Los riesgos

Con la computación en la nube todos sus archivos pasan de estar en tu computadora a almacenarse en esa nube. Eso implica dejar de tener control sobre ellos. Nunca puede estar seguro de quién accede a esa información o si está o no protegida como debe ser.

0 comentarios :

Google+ Followers

ARCHIVÍSTICA EN VÍDEO

Loading...

Snap Shots

Get Free Shots from Snap.com

  © Free Blogger Templates Autumn Leaves by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP