La historia de España a través de los archivos de la fábrica

>>  sábado, 8 de marzo de 2014

Real Fábrica de Tapices: tres siglos tejiendo la historia de España
http://madrilanea.com/ 08/03/2014


Cuenta la tradición oral que, en la boda de Leonor de Castilla conEduardo I de Inglaterra, el séquito español alfombró las sucias calles del Londres de 1255 por donde iba a pasar la comitiva real. Lo que los ingleses interpretaron como un lujo ostentoso y superfluo era en realidad una forma de honrar a los anfitriones, según marca la tradición castellana, una costumbre heredada de los árabes. De ese hábito nació, ya en el siglo XII, un oficio que convirtió a España en el primer país europeo en fabricar alfombras y tapices. Décadas más tarde, ante el aumento de la demanda, Felipe V reclamó a un prestigioso tapicero flamenco, Jacobo Vandergoten, para que, en 1720, encabezara la primera Real Fábrica de Tapices. En en antiguo olivar de Atocha, en la calle que hoy lleva el apellido de la estirpe holandesa, continúa en pie un edificio neomudéjar que ha visto nacer a la única manufactura de este tipo que queda en la Península. «Es precioso poder ver la historia de España a través de los archivos de la fábrica y comprobar que, pese a los avatares que ha sufrido este edificio en casi 300 años, aún sigue en pie», explica con emoción María Dolores Asensi, la actual directora.

Hace doce años que la fábrica se transformó en una Fundación y se desvinculó de la familia originaria tras nueve generaciones tejiendo las memorias de España. La trayectoria del linaje Stuyck-Vandergoten ha tenido tantos contratiempos como la del taller. Jacobo «El Viejo», el patriarca del clan, tuvo que huir del castillo de Amberes tras aceptar el encargo del rey español. Las autoridades flamencas trataron de retenerlo cuando se enteraron de que él y sus seis hijos, ya expertos en el oficio, pretendían establecerse en España.

Entre las calles Santa Engracia y Sagasta, en la vetusta «Casa del Abreviador», se instalaron los ansiados telares. En 1891, cuando las paredes del viejo edificio amenazaban con desplomarse, decidieron trasladar la empresa y la vivienda al actual complejo, frente a la Basílica de Atocha y al Panteón de Hombres Ilustres. El dinero que obtuvieron por la venta del primer solar sirvió para levantar la nueva fábrica y, con el monto sobrante, se construyó un ala del Palacio Real, donde ahora se ubica el Museo de la Armería.

Tras la muerte de Jacobo en 1724, le sucedieron sus hijos. Ellos fueron quienes introdujeron los cambios más importantes tanto en la forma de tejer como en los diseños. Importaron el telar de alto lizo, una estructura vertical en vez de la clásica horizontal, que ya se usaba en Amberes. Y bajo el reinado de Carlos III y la dirección artística del checo Antonio Rafael Mengs, consiguieron que pintores de cámara del monarca como Francisco de Goya —además de José del Castillo, Francisco Bayeu o Andrés Ginés de Aguirre— comenzaran a pintar cartones y bocetos para sus tapices.

Lea en Madrilanea el artículo completo.

0 comentarios :

Google+ Followers

ARCHIVÍSTICA EN VÍDEO

Loading...

Snap Shots

Get Free Shots from Snap.com

  © Free Blogger Templates Autumn Leaves by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP