Sistemas de seguridad utilizados en archivos de las facultades granadinas

>>  viernes, 5 de septiembre de 2014

«El agua hace más daño a los libros que el fuego»
http://sevilla.abc.es/ 05/09/2014


Los dos incendios originados en la biblioteca de la Facultad de Derecho de la Universidad de Granada han puesto de relevancia las medidas de seguridad que existen en estos archivos, donde se guardan volúmenes de incalculable valor bibliográfico. Afortunadamente, los grandes libros de la Facultad de Derecho no han sido pasto de las llamas. Debido a unas obras de remodelación de las cubiertas y techumbres del edificio, antigua sede del Colegio San Pablo de los Jesuitas en la ciudad, se habían trasladado a otra sala de la planta baja del inmueble y a la biblioteca central de la UGR, en el Hospital Real.

La directora de esta área, María José Ariza, ha recalcado ante este incidente, cuyas causas aún están siendo investigadas, que las bibliotecas de las facultades de Granada son unos espacios con importantes medidas de seguridad ante cualquier tipo de eventualidad, que no limita únicamente a los incendios. «Hablamos de fuego, parásitos, robos e incluso inundaciones», ha enumerado Ariza como posibles problemas que deben afrontar estos espacios, donde existen ejemplares bibliográficos de valor incalculable, «y para ello las medidas de seguridad deben ser extraordinarias».

En estas salas cuando se origina un incendio, o existe el mínimo indicio de ello «hay que tener en cuenta que el agua hace más daño a los libros que el fuego, por eso, se utiliza un sistema de detectores catadióptricos, que cierra en departamentos estancos las bibliotecas para agotar el oxígeno y extinguir las llamas».

A esto se une el refuerzo de cientos de cámaras de vigilancia, en el caso de la biblioteca central del Hospital Real casi medio centenar, que están conectadas con una sala donde siempre hay personal de control.

«En la sala blindada del Hospital Real, donde se guardan incunables únicos en el mundo, se ha instalado un sistema que suelta un gas para apagar posibles incendios», ha explicado la directora Ariza.

También se toman medidas antes otros posibles problemas, como puedan ser parásitos o plagas, «se realizan desparasitaciones en las que las bibliotecas permanecen cerradas durante varias jornadas para que líquidos y agentes puedan resultar efectivos».

Los libros de la biblioteca de la Facultad de Derecho

Los ejemplares más valiosos de la biblioteca de la Facultad de Derecho se encontraban almacenados en una sala de la planta baja del inmueble y en estancias de la biblioteca central del Hospital Real. «Se trasladarán todos a un edificio de la calle Duquesa de la capital, que se convertirá en una de las bibliotecas universitarias más importantes de la ciudad», asegura María José Ariza.



0 comentarios :

Google+ Followers

ARCHIVÍSTICA EN VÍDEO

Loading...

Snap Shots

Get Free Shots from Snap.com

  © Free Blogger Templates Autumn Leaves by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP