Revisión del inventario: cotejar información entre archivos parroquiales y diocesanos

>>  martes, 3 de febrero de 2015

La Diócesis inscribe a su nombre en el registro los principales templos
http://www.hoy.es/ 03/02/2015


La concatedral y la Preciosa Sangre forman parte de una lista a la que se sumó hace solo unos días la iglesia de Fátima mediante una certificación del obispo

La concatedral de Santa María vista ayer desde el palacio del Obispado. :: jorge rey

La Diócesis de Coria-Cáceres ha hecho con algunos de sus principales templos en la capital cacereña lo mismo que hizo el Obispado de Córdoba el 2 de marzo de 2006 con la Mezquita. Ha acudido al Registro de la Propiedad, ha pagado las tasas correspondientes y ha inscrito a su nombre esas propiedades que considera suyas. Mientras que en el caso de la famosa mezquita-catedral la polémica se ha disparado, aquí no ha llegado a surgir el debate.

En Cáceres, los responsables de la Diócesis actúan con absoluta discreción, amparados en la actual Ley Hipotecaria y «acatando la legalidad vigente». Con ella en la mano, solo es necesaria una certificación del obispo para inscribir un bien a su nombre. Así se hizo el pasado día 15 con la iglesia de Fátima. La Preciosa Sangre, Santiago, San Juan y la concatedral también aparecen en el listado, confirma la Vicaría de Asuntos Económicos.

La reforma legal impedirá registrar bienes con la simple firma del obispo

«El número exacto es difícil de determinar. Vamos haciendo y revisando poco a poco. Ustedes tienen conocimiento de las últimas que se han realizado. Las parroquias que usted cita son las más recientes que se han realizado». La Diócesis cacereña no elude el asunto, pero tampoco entra en más detalles que los imprescindibles. A través del gabinete de comunicación, el vicario de Asuntos Económicos, Ceferino de las Heras, contestó a las cuestiones que le trasladó este diario vía correo electrónico. Al ser consultado sobre cómo afectará en su caso la futura reforma de la Ley Hipotecaria, recalca que la Diócesis «siempre se ha ajustado a la Ley». «Cuando cambie o se modifique seguirá acantándola», garantiza.

TESTIMONIO

CEFERINO DE LAS HERAS VICARIO DE ASUNTOS ECONÓMICOS

«Llevamos tiempo inmatriculando e inscribiendo los bienes diocesanos y parroquiales»

La revisión y puesta al día del inventario de bienes de la Diócesis lleva a movimientos como la 'inmatriculación' (así se llama la primera inscripción de una finca en el registro). Una de las últimas inmatriculaciones ha sido la de la iglesia de Fátima, con acceso por las calles Sanguino Michel y García Plata de Osma.

El registro especifica que cuando la Diócesis de Coria-Cáceres la inscribe «a su favor» lo hace «acogiéndose a los beneficios del artículo 206 de la Ley Hipotecaria». Se trata de una finca -se detalla- de la que es dueña «desde tiempo inmemorial», pese a no tener «título de dominio escrito, inscrito e inscribible». La Diócesis solicita la inscripción en el Registro de la Propiedad número 1 de Cáceres al amparo de la actual Ley Hipotecaria y mediante una simple certificación expedida por el obispo, Francisco Cerro, el pasado 22 de diciembre. La Diócesis, recuerda el vicario de Asuntos Económicos, «era propietaria del solar donde se construyó la iglesia, por una donación a principios del siglo XX. Ahora se ha procedido a su inmatriculación».

Ese proceso se encuentra en exposición pública. Aquellos que consideren que esa inscripción registral no es correcta o que tengan alguna alegación que presentar podrán dirigirse al registro. De no ser así, el bien se inscribe con toda normalidad.

Ley Hipotecaria

La Ley Hipotecaria actual facilita que una finca que no tenía dueño registrado pase a ser de la iglesia con esa certificación del obispo. Así se recoge en el artículo 206, que concede también esa potestad a la administración pública. En teoría, pretende ser una fórmula para agilizar los trámites. «Cuando carezcan del título escrito de dominio, podrán inscribir -se lee en el articulado- el de los bienes inmuebles que les pertenezcan mediante la oportuna certificación librada por el funcionario a cuyo cargo esté la administración de los mismos».

Para la Diócesis de Coria-Cáceres, más allá o no del próximo cambio normativo, lo que se pretende actualizar el inventario. «Llevamos tiempo inmatriculando e inscribiendo los bienes diocesanos y parroquiales, la mayoría de los cuales tienen sus escrituras públicas», abunda Ceferino de las Heras. «En siglos pasado -matiza-, no era tanta la costumbre de inscribir bienes. No solamente de la Iglesia, sino de organismos públicos y de particulares. Antiguamente se daba apretón de manos y servía de contrato como la palabra, contrato verbal».

Sobre si la reforma legal que obligará a la Iglesia a demostrar de forma documental que los bienes son suyos le perjudicará opta por no hacer valoraciones. «La Diócesis siempre se ha atenido a lo que la Ley ha dicho. En lo que cambie procederemos según regula con los requisitos que se pidan».

La revisión del inventario supone cotejar información entre archivos parroquiales y diocesanos y ha llevado a los responsables eclesiásticos hasta archivos municipales y al Archivo Histórico Provincial. Así lo asegura el hombre que tiene la responsabilidad, «en nombre del Obispo, de todos los negocios y de la administración de los bienes de la Diócesis». Las inmatriculaciones forman parte de esa normalidad que se ha caracterizado por el cumplimiento de la Ley, apunta el Obispado cacereño. Las inscripciones a su nombre de los templos no han levantado polémicas. Por ahora.

Autor: MANUEL M. NÚÑEZ

0 comentarios :

Google+ Followers

ARCHIVÍSTICA EN VÍDEO

Loading...

Snap Shots

Get Free Shots from Snap.com

  © Free Blogger Templates Autumn Leaves by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP