"No sabemos ni conservar ni tratar los documentos y eso nos viene desde la escuela"

>>  miércoles, 1 de abril de 2015

Papeles viejos
http://www.elmundodecordoba.com/ 01/04/2015


Me propongo aprovechar estos días de asueto para ordenar mis papeles y mis libros.

Ha sido mi mala costumbre acumular en el librero algunas obras y otras cosas ajenas a las lectura; también tengo un “acordeón” destinado a guardar los documentos más importantes, dando por resultado que los más valiosos e indispensables no están allí y, en cambio, aparecen otros papeles que hoy me parecen fuera de lugar y destinados a la basura.

Malguardar, me temo, es una mala costumbre mexicana. Las señoras llenan de trapos los roperos y de un sinfín de adornitos y juegos de té sus covachas, que tales son las paredes de la casa y los muebles del comedor. Comienzan por poner en primer lugar las fotografías del matrimonio religioso, ella de blanco y él de traje alquilado. Siguen colocando las fotos de los hijos recién nacidos, luego cuando van en la primaria, después cuando terminan la preparatoria y finalmente tras de finalizar los estudios. Ya para entonces se agregan, por cuenta y gusto de toda la familia, las fotos de los abuelos, las de los paseos y excursiones, etc.

También los padres exigen su cachito de pared para poner una muñeca en ropas menores o un cuadro (o dos) de almanaque.
De todas esas resoluciones da por resultado que una casa típica de familia mexicana es un montón de recuerdos, adornos, curiosidades, etc. En tanto, las señoras gustan de adornar sus vitrinas con juegos de copas que nunca se usan pero que les parecen muy bonitos y con tacitas de té y alguna que otra cháchara.

A la hora de buscar algo importante no se le encuentra con facilidad en ese mar de chivas, trastos, cuadros, muebles, etc., lo que denota el desparpajo y gusto de las familias.

No me opongo ni es mi papel criticar porque en lo personal me pasa lo mismo. En prendas personales como la ropa y los papeles de direcciones y recados, ando tan perdido como cualquier otro ciudadano. Me culpo pero a la vez me digo: ¿Por qué seremos así los mexicanos?

En las oficinas del gobierno se notan iguales descuidos: los archivos, traspapelados; los libros índices, rotos o sin hojas, los documentos originales sucios de tanto uso con las manos sucias.

No sabemos ni conservar ni tratar los documentos y eso nos viene desde la escuela, donde nadie nos ha enseñado a tratar los cuadernos de trabajo y los libros de lectura. ¿Podrán poner el remedio los profesores que han aprobado los exámenes?

Autor: Rubén Calatayud

0 comentarios :

Google+ Followers

ARCHIVÍSTICA EN VÍDEO

Loading...

Snap Shots

Get Free Shots from Snap.com

  © Free Blogger Templates Autumn Leaves by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP