La Justicia asturiana del siglo XXI está que se cae

>>  jueves, 9 de julio de 2015

Las miserias de los juzgados, a la vista
http://www.elcomercio.es/ 09/07/2015

Los trabajadores califican de «lamentable» y «esperpéntica» la situación de muchas sedes judiciales
Graves carencias de accesibilidad, paredes que se caen, falta de espacio, dispersión de sedes y presencia de roedores y termitas, problemas habituales



La Justicia asturiana del siglo XXI está que se cae. Esa es la conclusión que se obtiene después de que la sala de gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) hiciera público su informe sobre necesidades y carencias en medios materiales de la Administración de Justicia en el Principado. Los responsables de la judicatura acusan al Gobierno asturiano de no invertir lo suficiente en mejorar el servicio que presta el tercer poder del Estado en la región. Es más, el consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, rebatió las acusaciones de jueces y magistrados diciendo que se invertían 2,3 millones de euros al año en mejoras. Pero fuentes jurídicas se preguntan qué porcentaje supone esa cantidad sobre el presupuesto regional. Las cuentas asturianas para este año alcanzan los 3.834 millones de euros, con lo que solo se destina a mejorar la Justicia el 0,06% del presupuesto. Las carencias saltan a la vista.



Tribunal Superior de Justicia: Magistrados sin despacho y veneno para roedores

No por ser el más alto órgano judicial de la región cuenta con las mejores dependencias. Muy al contrario. Dos palacios, los de Valdecarzana y Camposagrado, albergan la Presidencia del tribunal, la Secretaría de Gobierno, la Oficina de Prensa y las salas de lo Civil y Penal, de lo Social y de lo Contencioso-Administrativo. Pero el reparto de espacios en dos edificios origina un trasiego de magistrados y funcionarios con papeles y documentos en carritos de ruedas de una sede a otra.



Especialmente llamativa es la situación del Contencioso-Administrativo, donde la mitad de la plantilla de magistrados se ve obligada a compartir despacho, al tiempo que carecen de sala de deliberaciones y de medios adecuados para reproducir expedientes administrativos y grabaciones de las pruebas.

El TSJA cree imprescindible rehabilitar las dependencias en general, especialmente ventanas, puertas y paredes, en las que proliferan humedades y filtraciones. Pero también juzga «impensable, entrado ya el siglo XXI», que en las esquinas de las dependencias judiciales haya veneno para roedores, por lo que se considera «prioritaria» la desratización periódica de los edificios.

Audiencia Provincial y Juzgados de Oviedo: Baños inútiles y un ascensor sin parada

En la capital del Principado hay seis sedes judiciales, lo que obliga a los jueces a realizar grandes desplazamientos cuando han de cubrir la vacante de algún compañero. Pero las más perjudicadas, especialmente en el palacio de Comandante Caballero, son las personas con movilidad reducida. Por ejemplo, el servicio habilitado en la planta cero del edificio tiene una puerta de acceso tan estrecha que lo hace inútil, al tiempo que para llegar al juzgado de guardia hay que subir tres escalones.

En la primera planta del edificio se encuentran la oficina de notificaciones, sala de juicios rápidos y vídeo-conferencias, pero el problema es que el ascensor destinado al público no se detiene en ese piso. Además, la estructura propia del inmueble hace que en el tercer piso, donde se encuentra la oficina del Decanato, jueces y público se pierdan por pasillos laberínticos.

Ana Linera es funcionaria en estas dependencias y asegura que en el servicio habilitado para discapacitados «no entra ni un carrito de niño. No hay forma de que nos amplíen la puerta». Es más, explica que existe un acceso diferente, pero que sería necesaria la presencia permanente de personal de seguridad, por lo que «se clausuró el primer día».

Langreo: Columnas que impiden ver el banquillo de los acusados

Con tres sedes para cuatro juzgados, el caso más llamativo es el de lo Penal, donde la reducida sala de vistas cuenta con columnas que impiden ver correctamente el banquillo de los acusados. Es, además, un espacio frío y húmedo, con escasa luz natural. Los juzgados mixtos 1 y 2, en la calle Dorado, tienen una deficiente calefacción, poco espacio para archivo y una sala de vistas compartida. El 2, que entiende de asuntos de violencia de género, carece de un lugar adecuado para la toma de declaraciones de víctimas e imputados. El número 3, a 200 metros de los anteriores, dispone de una única estancia para nueve funcionarios.

Laviana: Ascensor más escaleras y una sala de vistas a medias

Cuentan con un ascensor para facilitar la accesibilidad, pero para ir al servicio de personas con discapacidad, han de subir dos tramos de escaleras o atravesar el despacho del juez. Las deficiencias en Laviana no se quedan ahí, pues las obras de la nueva sala de vistas se han quedado a medias y el puesto de información del vestíbulo no ha recibido uso alguno. También hay problemas con la ventilación.

Luarca: 69 escalones que obligan a hacer trámites en el portal

En un segundo piso sin ascensor, es inaccesible para personas con dificultades, ya que han de superar 69 escalones. El secretario judicial, Dimas Arechaga, utiliza términos como «lamentable» y «esperpéntico» para calificar la situación. Y es que esta situación ha obligado a hacer trámites en el portal, una cafetería cercana y hasta en un coche. También fue necesario habilitar el juzgado de paz de Navia para que un imputado en silla de ruedas pudiera declarar. Arechaga indica que el Principado no hace nada por solucionar la situación, a pesar de que el Ayuntamiento de Valdés ha ofrecido locales alternativos.

Pravia: A la espera de la antigua azucarera

Hay dispersión de los espacios judiciales y se está a la espera de que se terminen las obras del nuevo juzgado en la antigua azucarera, que acumulan mucho retraso.

Cangas de Onís: Un edificio del XIX comido por termitas y ratones

Sito en los bajos del Ayuntamiento, data de 1889. Las termitas y los ratones «nos comen las pruebas y las causas archivadas», explica la jueza Emma Fernández. «Parece un juzgado del siglo XIX en un edificio del siglo XIX», apunta. El archivo está en muy malas condiciones, así como puertas y ventanas. Es más, hay cristales pegados con celo. Tiene grandes carencias de calefacción y en la instalación eléctrica. Desde octubre de 2014 están a la espera de alguna solución por parte del Principado.

Infiesto: El despacho de la secretaria judicial sirve de pasillo

Es muy reducido, hasta el punto de que el despacho de la secretaria judicial sirve de pasillo interior. Las paredes de la clínica forense se caen y el público que acude a su consulta ha de esperar en la calle.

Tineo: Los archivos antiguos están en Cangas del Narcea

Tras la rehabilitación del edificio, la falta de espacio hizo que se llevaran a Cangas del Narcea los archivos más antiguos, por lo que se necesita una zona para albergar todos los documentos.

Llanes: Dos inundaciones en el último año

Los juzgados se han inundado en dos ocasiones en el último año, afectando a ordenadores, sistema eléctrico y archivos, lo que obligó a declarar la inhabilidad para actuaciones judiciales.

Autor: MARCO MENÉNDEZ | GIJÓN

0 comentarios :

Google+ Followers

ARCHIVÍSTICA EN VÍDEO

Loading...

Snap Shots

Get Free Shots from Snap.com

  © Free Blogger Templates Autumn Leaves by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP