Los Archivos de la Familia Medina Sidonia permanecerán en la casa que los generó

>>  sábado, 3 de octubre de 2015

"La Administración no debe demonizar a los herederos"
http://www.europasur.es/ 30/09/2015


Leoncio Alonso González de Gregorio y Álvarez de Toledo, duque de Medina Sidonia.

-Hace unos días dijo públicamente que el patrimonio cultural de su familia no viajará y que seguirá estando donde ha permanecido siglos. ¿Evitarán la fragmentación del mismo? ¿Se descarta el viaje a Tavera?

-El Archivo no se puede fragmentar de ninguna forma porque está protegido en su integridad por leyes muy firmes, tanto a nivel de Estado como de la Junta de Andalucía, al haber sido declarado como Bien de Interés Cultural; tampoco está en mi intención, ni puedo personalmente concebir la idea de su fragmentación. Esto lo afirmo desde mi doble condición de titular de la Casa de Medina Sidonia y de profesional de la Historia. Y, como dije en el Castillo de Santiago el pasado sábado, esta firme convicción no es en absoluto contradictoria con la defensa de los derechos hereditarios que mi madre, libremente, me otorgó en su último testamento al nombrarme heredero universal.

Respecto a la segunda parte de su pregunta, no sé bien a que se refiere con su alusión a Tavera. Le aseguro con absoluta rotundidad que no tengo la más mínima noción, ni noticia de que esa institución se haya interesado, tras la muerte de mi madre, por el Archivo de mi casa. Hasta donde yo sé, el Archivo sito en el Palacio Tavera está pensado para aglutinar, conservar y difundir pequeños archivos familiares que por su dispersión resultan inabordables para los investigadores, pero no para archivos de la entidad del de Medina Sidonia que por su volumen, riqueza y respeto a su trayectoria histórica, debe mantenerse en el lugar que representa a la casa que lo generó, a la que han confluido de manera natural las distintas partes o casas que lo integran de las que también, hasta el momento, soy titular.

-¿A qué tiene derecho por Ley?

-Los hijos de cualquier persona, a no ser que estén desheredados (lo que requiere, entre otras cosas la voluntad expresa del testador, que por supuesto y claramente no es nuestro caso), tienen según nuestro Código Civil, derecho a dos tercios de los bienes del progenitor fallecido. Un tercio es conocido como tercio de legítima que se reparte entre los hijos, en nuestro caso los tres hermanos; otro tercio es el de mejora, que la testadora otorga a uno de los hijos a su elección, y va asociado a la condición de heredero universal que, por voluntad de mi madre, actualmente ostento. Finalmente existe el llamado tercio de libre disposición, que como su nombre indica señala la porción del caudal hereditario sobre la que la persona fallecida decide a su voluntad.

-¿En cuánto está valorado el patrimonio de la duquesa?

-Mi madre nombró en su último testamento a personas de su confianza como albaceas contadoras partidoras, a las que otorgó amplios poderes para realizar la división de su herencia. Estas personas, para desempeñar correctamente su tarea, tuvieron que tasar los bienes que ella tenía, también los previamente donados, ya que las donaciones no deben exceder según la Ley al tercio de 'libre disposición' y, sobre esta valoración, estas albaceas contadoras, establecer el volumen que corresponde a cada hijo y heredero, todo plasmado en un texto legal que se denomina 'Cuaderno Particional'.

No quiero entrar en cifras, como usted me pregunta, por respeto al tribunal que se está encargando del proceso en curso, pero sí puedo decirle que la cantidad total a la que sube el caudal hereditario, según ha sido tasado por las mencionadas albaceas, es a mi juicio extremadamente conservadora, aunque aparece en el mencionado cuaderno aceptablemente fundamentada.

-Solicitan la inoficiosidad de la Fundación de la Casa Medina Sidonia. ¿Con qué objetivo?

-La inoficiosidad es consecuencia de lo que he explicado: se aplica a aquellas donaciones o liberalidades de una persona fallecida, es decir, los actos de entrega gratuita de bienes a favor de terceros de los que no se ha recibido pago que exceden al tercio de libre disposición. Ese exceso de lo donado debe ser entregado, siempre según la Ley, a los que, como hijos, ostentan la legítima, también al heredero universal y otro heredero forzoso, como es el caso de la viuda.

También me pregunta por mi objetivo en este pleito y no es otro, como dije ya en este periódico hace muchos años (21/11/1990), que evitar la desvinculación real de los titulares de la casa de Medina Sidonia, de presente a futuro, con el núcleo de su memoria natural y documental, es decir, el patrimonio Medina Sidonia, que debe mantenerse en Sanlúcar de Barrameda. Para ello resulta imprescindible el reconocimiento de los derechos hereditarios que mi madre me otorgó. Es éste un asunto de justicia y de respeto para con la Historia de España en general y con la de Andalucía en particular, ya que nuestra casa, desde Guzmán el Bueno, forma ya parte inseparable de ambas y además ostenta el condado y el ducado más antiguo de nuestro país. Es responsabilidad personal evitar que este tesoro histórico y, si me apura, antropológico, pueda romperse.

-¿Qué le demandan a Liliane Dahlmann?

-La situación de Liliane Dahlmann es compleja. Ella misma en el procedimiento aparece reclamando a la Fundación que preside su legítima como viuda. Lo que con ella discutimos, y esto lo digo desde el máximo respeto al tribunal que tiene que juzgar este tema, es que las ventas de algunos inmuebles que mi madre realizó a su favor, algunas de ellas apenas una semana antes de su muerte, no son en realidad ventas, pues no hay evidencia de pago real, sino donaciones o liberalidades a su favor, por lo que deben ser integradas al caudal hereditario y repartidas con los demás herederos, entre los que ella misma se encuentra.

-Se rumorea que la idea que tienen es vender algunos bienes para justificar los gastos de mantenimiento de este legado. ¿Es cierto?

-Que yo sepa, ni yo ni mis hermanos ni reclamamos, ni deseamos vender ni un alfiler del patrimonio de la casa de Medina Sidonia. Simplemente reivindicamos derechos legalmente inalienables que no han sido satisfechos. Bien es cierto que yo, a título personal, en tanto poseedor de un alto porcentaje del caudal hereditario, le pido a las administraciones implicadas que hagamos juntos un necesario esfuerzo de aproximación para asegurar no sólo ahora, sino también en el futuro, el mantenimiento, conservación, difusión y localización en Sanlúcar de este patrimonio.

-¿Se plantean gestionar el legado con el mismo fin que lo hacía la Fundación?

-Por el momento, no veo posible que nosotros gestionemos solos el legado. Será necesaria la colaboración de instituciones que quieran participar activamente en el mantenimiento y difusión del patrimonio Medina Sidonia, contando también con el apoyo de las administraciones que quieran sumarse, como parece, en el empeño.

-¿Está de acuerdo con las declaraciones que ha hecho su hermano Gabriel al diario 'El Mundo'?

-No puedo responderle a esta pregunta porque desde hace tiempo que dejé de seguirle en los medios.

-¿Es cierto que llevaron a juicio a su madre por la herencia de su bisabuela?

-Contra lo que se dice, yo jamás por ninguna causa llevé a los tribunales a mi madre. Mis hermanos hicieron lo que en su momento creyeron correcto.

-¿Qué opina del apoyo institucional que tiene la Fundación?

-Me parece que la Administración está siendo parcial, su labor ha sido y es asegurar los controles sobre el legado de Medina Sidonia, mediante la declaración de BIC y otras medidas, pero no debe demonizar ni censurar a los herederos por reclamar sus derechos, y menos presentarnos injustamente ante la opinión como enemigos públicos, cuando lo útil y deseable sería trabajar para crear un clima de respeto y colaboración que facilite soluciones definitivas para el legado Medina Sidonia, que existen muchas y son muy factibles, si verdaderamente existe voluntad política.

-¿Quiere transmitir algún mensaje?

-Quiero transmitir tranquilidad a las personas que se han asociado a plataformas que han surgido en defensa de la integridad, localización, difusión y conservación del legado de mi casa, reiterando de nuevo,como hice el sábado pasado, mi agradecimiento por su posicionamiento público, pero pidiéndoles a la vez que afilen su sentido crítico, pues muchas veces pregonadas defensas de lo público encubren en realidad interesadas defensas de lo privado. Piensen que las administraciones y las sensibilidades políticas cambian, yo mismo viví junto a mi madre, pasados intentos de la Junta (ver hemerotecas) por trasladar el Archivo Medina Sidonia a San Isidoro del Campo, cuando se pensaba construir allí el Archivo General de Andalucía. Sean conscientes que al fin han sido las veintisiete generaciones que me precedieron las que, con mayor o menor fortuna, han hecho posible que hoy esté en Sanlúcar el legado que a todos nos preocupa…, de modo que lo más operativo sería que, lejos de estériles y manipulados ejercicios maniqueos que buscan pintar cuernos y rabo a un inexistente enemigo, todos los interesados, entre los que me cuento, nos pusiéramos a remar en la misma dirección buscando la solución más razonable, justa y respetuosa con nuestro común pasado histórico. Finalmente, les pido a todas las personas que antes de emitir un juicio se pongan en mis zapatos e intenten hacerse cargo de la difícil situación en la que estoy inmerso desde la muerte de mi madre.

0 comentarios :

Google+ Followers

ARCHIVÍSTICA EN VÍDEO

Loading...

Snap Shots

Get Free Shots from Snap.com

  © Free Blogger Templates Autumn Leaves by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP