EL ROBO DE IDENTIDAD EN LA RED

>>  viernes, 2 de noviembre de 2012

CRYPTEX - Seguridad de la Información
http://seguridad-informacion.blogspot.com/ 02/11/2012
El robo de identidad crece con la crisis

En Internet se puede comprar una identidad completa por menos de 300 euros con datos robados a otras personas. El 18% de los españoles ya ha sido víctima de este tipo de delitos.

El robo de identidad es un problema cada vez más extendido. Según un estudio elaborado por Dynamics Market para Fellowes, compañía que fabrica destructoras de documentos, el 18% de los españoles y el 17% de los europeos ha sido víctima alguna vez de este tipo de estafas. En la mitad de las ocasiones, los ladrones buscan extraer dinero de su cuenta bancaria. El resultado: un promedio de 7.916 euros de pérdidas por persona y día.

Aunque es difícil cuantificar el impacto de la crisis económica en el avance de estos delitos, el informe OCTA de Europol, difundido en mayo de 2011, advertía ya de las consecuencias del empobrecimiento de la sociedad. "La actividad fraudulenta va a suponer un peligro creciente para la UE (…) y el desempleo crea más oportunidades para los grupos criminales", auguraba Europol.

Aunque hay más causas. Según este informe, el acceso a Internet de alta velocidad y otros desarrollos tecnológicos "han incrementado las oportunidades para este tipo de estafadores, bandas organizadas que se dedican también al robo de vehículos, tráfico de drogas o distribución de moneda falsa pero que se ven atraídos por las penas más bajas que suponen estas actividades y por una percepción general entre la comunidad criminal de que hay un menor riesgo de ser aprehendidos".

En realidad, el robo de identidad no está limitado a los delincuentes profesionales. La aseguradora CPP afirma que, en la actualidad, cualquiera puede comprar por Internet una identidad completa por menos de 300 euros con datos robados a otras personas.

La investigación
Como parte de su investigación, CPP adquirió extractos bancarios, facturas de empresas de servicios públicos (agua, gas, luz…) y documentos de identidad para demostrar lo fácil que es para un delincuente hacerse pasar por otra persona.

La aseguradora concluyó que a través de la Red cualquier persona puede adquirir una identidad falsa completa comprando un carné de conducir (46€), un carné de moto (23€), un permiso de trabajo para la Unión Europea (11€) o paquetes que incluyen extractos bancarios y facturas de agua, luz y gas (184€). Estas falsificaciones permiten abrir cuentas bancarias, solicitar tarjetas de crédito, contratar líneas telefónicas o pedir préstamos en nombre de la víctima.

Las redes sociales como Facebook, el Registro Civil y el BOE, por ejemplo, pueden proporcionar a los ciberdelincuentes información personal adicional. Asimismo, el 84% de las personas sigue almacenando algún tipo de información personal en papel.

Según Fellowes, la manera más frecuente en la que un usuario es víctima de este tipo de estafa es mediante un correo electrónico que procede supuestamente de su entidad bancaria. En el e-mailse le solicita que actualice su PIN y sus datos bancarios (en el 31% de los casos), o bien que realice una donación a una campaña solidaria falsa (23%).

“No podemos vivir en una caverna y dejar de aprovechar las nuevas tecnologías. Lo que hay que hacer es acostumbrarse a protegerse de los nuevos riesgos que surgen con éstas. La usurpación de identidad es un delito difícil de perseguir y muy lucrativo que crece exponencialmente y la clave es proteger tu identidad como ya proteges tu salud, tu casa, tu coche, etc", comenta Ángel de León, director general de CPP para el sur de Europa y Latinoamérica.

Señales que indican que su identidad ha sido posiblemente robada:
- Cargos en la tarjeta de crédito que no se reconozcan.
- Cartas de bienvenida de empresas proveedoras de tarjetas de crédito, de préstamos con los que nunca se haya tenido contacto, de suministro de agua, luz, gas, etc.
- Reclamos de préstamos de un dinero que no se haya solicitado.
- Información en los extractos bancarios que no se reconozcan.
- Acusación de delitos que no ha cometido.

Fuente: www.expansion.com

Consejos para evitar o actuar ante un robo de identidad

Consejoshttp://www.identidadrobada.com/consejos/Aunque no existe ningún método que le asegure a usted que nunca será víctima de robo de identidad, los siguientes consejos pueden ayudar a minimizar su riesgo:

Lleve consigo solamente las tarjetas que necesita. Minimice los documentos de identidad y el número de tarjetas de crédito que lleva en su cartera o billetera. No lleve consigo su DNI, a menos que sea necesario.

Nunca escriba información sobre sus cuentas en la parte exterior de un sobre o de una postal.

Corte sus tarjetas de crédito antiguas o vencidas. Cierre todas las cuentas bancarias o de tarjetas de crédito inactivas. Aunque usted no las utilice, estas cuentas aparecen en su informe crediticio y podrían ser utilizadas por ladrones.

Escoja un número de identificación personal para su tarjeta de cajero automático que no sea su dirección, número de teléfono, segundo nombre, los últimos cuatro dígitos de su número de DNI, su fecha de nacimiento o cualquier otro tipo de información que pueda descubrir un ladrón.

Memorice su número de identificación personal; no lo escriba en su tarjeta de cajero automático, ni lo ponga en un pedazo de papel en su billetera. Las estadísticas han demostrado que en muchos de los casos de fraude de tarjetas de cajero automático, los dueños de las tarjetas habían escrito su número de identificación personal en la tarjeta de cajero automático o en alguna hoja de papel que habían guardado en sus carteras o billeteras.

Mantenga sus datos personales en un lugar seguro. Si usted emplea a alguien o esta realizando arreglos de reparación en su casa, mantenga sus datos personales en un lugar escondido.

Proporcione su número de DNI solamente cuando sea absolutamente necesario. Pregunte, siempre que sea posible, si puede utilizar algún otro número de identificación.

No divulgue sus datos personales por teléfono, por correo o Internet, a menos que usted haya iniciado el contacto o que conozca la empresa con la cual está hablando.

Compare los recibos de su cajero automático y los cheques cambiados con sus estados de cuenta bancarios para percatarse de cualquier transferencia o cargo no autorizado.

Disminuya el número de solicitudes de tarjetas de crédito no solicitadas que recibe. Mientras menos solicitudes de tarjetas de crédito usted reciba, menos posibilidades tendrá de que le roben una. Pongase en contacto con la entidad bancaria para que su nombre sea eliminado del mailing.

Pregúntele a su banco sobre su política de privacidad y las prácticas de uso de sus datos personales. Averigüe bajo qué circunstancias su banco podría proveer la información de su cuenta a terceros.

Pida una copia de su informe crediticio por lo menos una vez al año para revisar si aparece alguna actividad fraudulenta o sospechosa.

No responda a los mensajes electrónicos o de aparición automática (pop up messages) mediante los que le soliciten información personal o financiera ni haga click sobre los vínculos o enlaces incluidos en estos mensajes. No utilice la función copiar y pegar (cut and paste) para colocar el domicilio de un enlace en el navegador de Internet — los “pescadores de información” o phishers pueden lograr que los vínculos aparenten llevarlo a un sitio Web pero en realidad lo conectan a uno diferente.

Si está preocupado sobre la seguridad de su cuenta, comuníquese con la empresa utilizando un número de teléfono que le conste como genuino o abra una nueva sesión de navegación en Internet y escriba usted mismo el domicilio Web correcto de la compañía.

Use programas antivirus y firewall y manténgalos actualizados.

No envíe información personal ni financiera por correo electrónico.

Revise los estados de cuenta de sus tarjetas de crédito y cuentas bancarias tan pronto como las reciba para verificar si le han imputado cargos que usted no ha autorizado.

Tenga cuidado al abrir archivos electrónicos adjuntados o al descargar archivos de emails recibidos, independientemente de la identidad del remitente.

Reenvíe los mensajes del tipo phishing a alerta@identidadrobada.com.ar

Si cree que ha sido estafado puede contar su caso a ID Robada.

Si bien usted no puede controlar completamente la posibilidad de ser damnificado por el robo de identidad, sí es posible minimizar su riesgo siguiendo algunos pasos. Si un ladrón de identidad está abriendo cuentas a su nombre, muy probablemente estas cuentas aparezcan en su informe crediticio. Usted tiene la posibilidad de detectar en forma temprana un incidente si solicita periódicamente una copia gratuita de su informe crediticio en cualquiera de las empresas que brindan este tipo de servicio.

El derecho de acceso a que se refiere este artículo sólo puede ser ejercido en forma gratuita a intervalos no inferiores a seis meses (Art 14, Ley 25.326 de Protección de Datos Personales).

En caso de querer obtener un informe crediticio gratuito pongase en contacto con Identidad Robada. (link a form)

Sepa con quién está tratando. Cualquiera puede poner un comercio en Internet bajo cualquier nombre falso. Confirme el domicilio real y el
número de teléfono del vendedor que opera en línea para utilizarlos en la eventualidad de que surgieran preguntas o problemas. Si no hay una manera de identificar al responsable (teléfono, email, CUIT, CUIL), no brinde ningún tipo de información. Si recibe un mensaje de correo electrónico o un pop-up mientras que está navegando en Internet, mediante el cual le solicitan información financiera, no responda al mensaje ni haga click sobre el enlace incluido en éste. Las compañías que operan legítimamente no solicitan este tipo de información por correo electrónico.

Sepa exactamente qué es lo que está comprando. Lea atentamente la descripción del producto ofrecida por el vendedor, especialmente la letra chica. Los artículos de marcas renombradas que son ofrecidos a precios “demasiado buenos para ser reales” podrían ser falsificados.

Sepa cuánto le costará. Consulte los sitios Web que ofrecen comparaciones de precios y compare productos similares. Calcule y sume los gastos de envío y despacho — considerando sus necesidades y presupuesto — al costo total de su orden de compra. Bajo ninguna circunstancia envíe dinero en efectivo.

Pague con tarjeta de crédito. Si usted paga con tarjeta de crédito su transacción estará protegida por el contrato que haya suscripto con su banco emisor o empresa emisora. Algunas compañías ofrecen una garantía de compras en línea que le asegura que no será responsable de pagar ningún cargo no autorizado efectuado a través de Internet, asimismo algunas tarjetas puede ofrecer una garantía adicional y beneficios de protección de devolución y/o compras.

Verifique los términos del trato, tales como las políticas de reintegro y fechas de entrega. ¿Si estuviera insatisfecho con la compra, puede devolver el artículo y obtener un reintegro total de su dinero? Si devuelve un artículo, averigüe quién pagará los gastos de envío y despacho o los cargos de reposición de inventario y también pregunte cuándo recibirá su orden de compra.
Conserve toda la documentación. Imprima y guarde los registros de sus transacciones electrónicas, incluyendo la descripción y precio del producto, el recibo de la compra por Internet y las copias de todos los emails que le envíe al vendedor o que reciba de éste. Revise los estados de cuenta de su tarjeta de crédito tan pronto como los reciba y esté atento a los cargos no autorizados.

No envíe su información financiera por e-mail. El correo electrónico no es un método seguro para transmitir ese tipo de información, como por ejemplo los datos de su tarjeta de crédito, cuenta corriente bancaria o número de DNI. Si usted inicia la transacción y quiere suministrar su información financiera a través del sitio Web de una empresa, busque indicadores que le demuestren la seguridad del sitio, como por ejemplo el ícono del candado en la barra de estado del navegador o un domicilio Web o URL que comience con “https:” (la letra “s” corresponde a “seguro”).

Cómo corregir el problema

Al descubrir el robo de identidad, lo más importante es tomar medidas inmediatamente. Recuerde mantener un registro de todas sus llamadas telefónicas y otros tipos de correspondencia con compañías, en relación al fraude de identidad.

Llene un atestado policial en su cuartel local o en el cuartel de policías de la comunidad en la cual haya ocurrido el robo de identidad.

Mantenga una copia del atestado y anote la fecha de su atestado, en caso de que su banco, compañía de tarjeta de crédito u otra compañía pida constancia del delito.

Si usted sospecha que su correo está siendo desviado a otra dirección, hable con su oficina de correos local para averiguar si alguien ha llenado un formulario de cambio de dirección en su nombre sin su autorización.

Llame a las compañías que emitieron sus tarjetas de crédito inmediatamente para verificar la condición de sus cuentas, si sus facturas no llegan a tiempo. Si fuera necesario, cierre todas sus cuentas. Mantenga los números de sus cuentas, las fechas de vencimiento y los números de teléfono de cada uno de los emisores de las tarjetas en un lugar seguro y separado de todas sus tarjetas de crédito, para que pueda reportar una pérdida rápidamente.

Comuníquese con su banco inmediatamente si su tarjeta de cajero automático ha sido robada o si se han efectuado transferencias o retiros no autorizados en una o varias de sus cuentas. Avísele a su banco si le han robado o no aparecen sus cheques. Cuando abra una nueva cuenta bancaria, pida que se tenga que utilizar una contraseña antes de que se puedan hacer cambios o preguntas sobre las cuentas y evite utilizar un número de identificación personal que un ladrón pueda descubrir, tal como su fecha de nacimiento o los últimos cuatro dígitos de su seguro social.

La cancelación de sus tarjetas de crédito puede impedir el uso de sus cuentas existentes por parte de los impostores, pero no los impide de poder abrir nuevas cuentas a nombre suyo. Para evitar que esto suceda, si existe la posibilidad de que sus tarjetas hayan sido indebidamente utilizadas por alguien no autorizado, comuníquese con el departamento de fraudes de cada una de las principales agencias de información crediticia y pídales que pongan una marca de aviso en su expediente, como perteneciente a una posible víctima de fraude. Este aviso también informará a los acreedores que deben llamarlo(a) a usted para obtener su permiso antes de aprobar nuevas tarjetas de crédito o préstamos a nombre suyo. Después de llamar a cada una de las tres agencias de información crediticia (incluidas en la lista de recursos de este informe), usted debería darles seguimiento por escrito. Mantenga copias de dichas notificaciones escritas.

Pídale una copia de sus informes crediticios a las agencias de información crediticia. Usted tiene derecho a recibir una copia gratis de su informe crediticio si le negaron algún préstamo recientemente o si su informe está incorrecto debido a fraude. Revise su informe cuidadosamente, para asegurarse de que no haya ningún cargo no autorizado en sus cuentas existentes y que nadie haya abierto cuentas fraudulentas o tomado préstamos a nombre suyo. En unos meses, vuelva a pedir copias de sus informes crediticios para verificar que la información incorrecta haya sido eliminada y que no haya ocurrido más actividad fraudulenta.

Tips

Comuníquese con las principales empresas de informes de riesgo crediticio si usted descubre o sospecha que ha sido víctima de robo de identidad. Usted tiene derecho a recibir una copia gratis de su informe crediticio a intervalos no inferiores a seis meses (Art 14, Ley 25.326 de Protección de Datos Personales).

0 comentarios :

Google+ Followers

ARCHIVÍSTICA EN VÍDEO

Loading...

Snap Shots

Get Free Shots from Snap.com

  © Free Blogger Templates Autumn Leaves by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP