Publican 900 documentos de Archivos Nacionales del Reino Unido de testimonios victimas de los nazis

>>  viernes, 1 de abril de 2016

Palizas y canibalismo, los horrores de los campos de concentración nazis
http://gaceta.es/ 01/04/2016

900 documentos de los Archivos Nacionales del Reino Unido se han hecho públicos con testimonios de los horrores de las víctimas británicas en los campos de concentración nazis.


Los presos británicos de los campos de concentración nazis soportaron torturas por parte de la policía secreta del régimen de Hitler (Gestapo) e hicieron frente paera sobrevivir a un "extendido canibalismo" entre los prisioneros, según documentos que han estado más de cinco décadas ocultos.

Los Archivos Nacionales del Reino Unido publicaron el pasado jueves 31 de marzo 900 solicitudes para recibir ayuda económica que víctimas británicas de la persecución nazi hicieron llegar al Gobierno del país durante la década de 1960.

Entre estos documentos destaca el de Harold Le Druillenec, el único superviviente británico que sigue vivo del campo de concentración de Bergen-Belsen, en Baja Sajonia (Alemania), que narró en la petición que hizo los horrores que vivió durante los diez meses que preso por el régimen nazi.

Druillenec aseguró que la situación era tan dramática que “La ley de la jungla reinaba entre los prisioneros: por la noche o matabas o te mataban y por el día el canibalismo se extendía”. Según las notas que se han hecho públicas ahora, en Belsen “no había comida, ni agua, y dormir era imposible”. Pero el caos y la desgracia no sólo era patrimonio del campo de concentración de Belsen, ya que en el campo de Banter Weg (Hamburgo), donde también estuvo preso una temporada, “la tortura y el castigo con golpes, ahogamientos y crucifixiones” era lo normal a todas horas.

En su solicitud al gobierno británico expone que las trágicas experiencias vividas le afectaron mucho a la salud, especialmente a los pulmones y el corazón,, a lo que el Gobierno británico reaccionó con una compensación de 1.853 libras, lo que equivaldría a 30.000 de hoy (38.000 euros).

En 1964 la República Federal de Alemania se comprometió a compensar al Reino Unido con un millón de libras, lo que actualmente serían 17 millones (21 millones de euros), que el país debía destinar a todos los británicos que sufrieron la persecución del nazismo.

De las 4.000 personas que pidieron la ayuda, solo un cuarto de ellas, 1.015, fueron beneficiadas por el Ministerio de Relaciones Exteriores, que las repartía según el tiempo que hubieran pasado en un campo de concentración (un mínimo de tres meses) y el grado de discapacidad.

La austriaca Johanna Hill fue una de las afectadas que no consiguió una compensación económica por estar sólo mes y medio presa, a pesar de perder toda posibilidad de ser madre debido a las palizas de la Gestapo

Uno de los supervivientes que escapó del campo de Stalag Lutf III en 1944, Bertram "Jimmy" James, vio cómo su petición por haber estado encerrado en el campo de Sachsenhausen (Brandeburgo) era denegada por no haber llegado a padecer “los tratamientos inhumanos y degradantes” propios de un campo de concentración.

Para el Gobierno británico que estudió el caso, las condiciones de Sachsenhausen «no eran de ninguna manera comparables» a las de otras campos.

Finalmente, después de que en 1968 se decidiera que las víctimas británicas de este campo de concentración también debían ser compensadas económicamente, James percibió 1.192 libras, unas 18.500 libras de hoy (23.000 euros).

Está previsto que para la primavera de 2017 vean la luz alrededor de otras 3.000 peticiones.

0 comentarios :

Google+ Followers

ARCHIVÍSTICA EN VÍDEO

Loading...

Snap Shots

Get Free Shots from Snap.com

  © Free Blogger Templates Autumn Leaves by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP