El archivero, el Invisible Jones

>>  sábado, 11 de junio de 2016


El Invisible Jones
http://www.nuvol.com/ 11/06/2012


La adaptación al cine de la serie de espías de los años sesenta The Avengers(1998), en su conjunto perfectamente prescindible, tiene pero una escena que pide un análisis en detalle. En su lucha contra el malvado sir August de Wynter, que pretende someter el mundo a través del control del clima, el agente secreto John Steed visita los archivos del Ministerio. El archivero, el Invisible Jones, -que sí, sí, es literalmente invisible! -, Resuelve la trama sin prácticamente moverse de la silla, ante la estupefacción del agente, que le pregunta: "¿Por qué nunca le dijo a nadie? ". La respuesta del Invisible Jones: "Para que nadie nunca me lo preguntó."



La escena disecciona con sagacidad una determinada percepción social de la profesión, que durante mucho tiempo ha querido el archivero invisible.Enterrado vivo entre expedientes al oscuro subsuelo de algún edificio administrativo, el archivero del imaginario colectivo (en el peor de los casos) ordena papeles polvorientos como consecuencia de algún trastorno socioafectivo mal diagnosticado.

Pero, se corresponde esta imagen con la realidad de la profesión? Somos exactamente lo que esperan de nosotros?

No avanzamos demasiado si decimos que la profesión está en proceso de cambio. El cambio se ha convertido paradójicamente en una constante de nuestros tiempos, y nadie se escapa. Pero si el archivero-gestor de documentos mantiene posiciones en un mercado laboral extremadamente competitivo, es sin duda porque su enfoque técnico le aporta valor a alguien, que decide contratarlo.

Y dado que el colectivo ha crecido sustancialmente en los últimos treinta años, y las tasas de empleo se mantienen razonablemente altas, podríamos deducir que el interés por lo que podemos aportar va en aumento. De hecho, el archivero es una figura clave para cualquier forma organizativa (empresa, administración, país) que quiera tomar conciencia de sí misma. Pero más allá de los valores identitarios y de memoria colectiva, que ya hace tiempo que identifican al archivero prototipo, la consolidación de la profesión en un contexto laboral poco propicio a miramientos explica por la combinación de otros factores.

En primer lugar, la toma de conciencia en los últimos años sobre el carácter estratégico de la información, tanto desde una perspectiva mercantilista (big data, reutilización de la información, business intelligence) como desde una vertiente social, esencialmente ligada a los movimientos cívicos y de regeneración democrática (transparencia, acceso a la información pública, rendición de cuentas).

En segundo lugar, por las nuevas exigencias de eficiencia y gestión documental asociadas a la administración electrónica. El archivero participa en proyectos de reingeniería de procesos, define estructuras de datos, elabora planes de digitalización, trabaja con perfiles de metadatos, y habla de preservación digital, porque estos son algunos de los elementos que integran hoy la gestión documental de siempre.



El Invisible Jones, 50 años después, no fuma en su puesto de trabajo (!), Aplica estándares internacionales en prácticamente todo lo que hace, gestiona activos digitales con algún EDRM y se preocupa por la obsolescencia tecnológica, pero sobre todo, ha entendido que tiene cosas que decir, y sólo se invisibiliza (o lo intenta) cuando oye hablar de puntas de trabajo.

Autor: Sara Folch . Archipiélago .

0 comentarios :

Google+ Followers

ARCHIVÍSTICA EN VÍDEO

Loading...

Snap Shots

Get Free Shots from Snap.com

  © Free Blogger Templates Autumn Leaves by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP