Consejería de Justicia e Interior someterá a revisión principales dependencias judiciales Archivos

>>  lunes, 10 de noviembre de 2014

Inspección general en los juzgados tras las inundaciones y los ratones
http://www.elmundo.es/ 10/11/2014


La Junta contrata a una empresa privada para que lleve a cabo evaluaciones de riesgo
Las 'ITV' en los órganos judiciales de Sevilla comienzan hoy en el Prado y en Viapol



Unas cuantas plagas de pulgas, varias inundaciones y un puñado de ratones después, la Junta ha decidido revisar a fondo las sedes judiciales de Sevilla para elaborar un diagnóstico de sus principales problemas y atajar aquéllos que estén al alcance de sus menguados presupuestos.

La Consejería de Justicia e Interior va a someter a revisión a partir de este lunes las principales dependencias judiciales de la capital a fin de poner negro sobre blanco cuáles son sus deficiencias.

Para ello, según ha podido saber EL MUNDO de Andalucía, el departamento que dirige el fiscal en excedencia Emilio de Llera ha contratado los servicios de una empresa privada, SGS, especializada en la elaboración de evaluaciones de riesgo. Sus técnicos comenzarán hoy mismo a recorrer las oficinas judiciales, a tomar medidas y notas sobre el grado de cumplimiento de la normativa de prevención de riesgos laborales.

Las fuentes consultadas precisaron que la 'ITV' de los juzgados va a comenzar por el edificio de los juzgados de instrucción ubicado en el Prado de San Sebastián y por la sede de Viapol, que alberga los juzgados de Primera Instancia y de lo Contencioso, además de dependencias de la Fiscalía y el Registro Civil.

Luego le tocará el turno al Palacio de Justicia, también en el Prado - donde tienen su sede la Audiencia provincial, varias salas del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía y la Fiscalía de Sevilla- y al edificio Noga, en el que se localizan los juzgados de lo Penal y los de lo Social, así como los de lo Mercantil.
Servicio 'privatizado'

La Consejería de Justicia ha tenido que externalizar la inspección deriesgos laborales debido, según las fuentes consultadas, a que la Delegación Territorial de Sevilla sólo cuenta con un técnico de prevención, que se incorporó, por si fuera poco, hace apenas unos días.

La realización de estas inspecciones se concretará en informes de evaluación de riesgos laborales de los que hasta ahora carecía la inmensa mayoría de las oficinas judiciales. Y también en planes de emergencia y evacuación que, salvo excepciones, tampoco existen. Su ausencia quedó en evidencia este verano, cuando se produjo un incendio en los juzgados del Prado.

Ello a pesar de que lo exige la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, que data del año 1995 y que, por lo tanto, ha venido incumpliendo de forma sistemática la Consejería de Justicia.

Entre las pocas excepciones de oficinas judiciales que sí cuentan con evaluación de riesgos está la sede de Lebrija, que se sometió a revisión en el año 2011 después de que la Inspección de Trabajo se lo requiriese a la Administración autonómica a raíz de una denuncia.

La Junta viene incumpliendo sistemáticamente la Ley de Prevención de Riesgos de 1995

La medida de contratar estas inspecciones la ha adoptado la Consejería de Justicia tras un rosario de quejas y denuncias por parte de funcionarios y sindicatos ante episodios continuos de humedades y plagas de insectos y roedores.

La última alarma la dieron a mediados del pasado mes de octubre los trabajadores de los juzgados ubicados en Viapol después de que las fuertes lluvias registradas aquellos días provocasen la inundación de los archivos ubicados en los sótanos del edificio.

El agua alcanzó los primeros estantes de sumarios y provocó daños en los documentos, pero ésa no era la primera vez que el agua afectaba a los expedientes, ya que las filtraciones han sido continuas en estos sótanos y el sindicato CSIF ha pedido en reiteradas ocasiones el traslado de los archivos a otro lugar.

Esa misma semana, los funcionarios destinados en los juzgados de lo Contencioso, en el mismo inmueble, advirtieron de la presencia de ratones en las oficinas, una plaga que poco antes había aparecido en el cercano edificio Noga.

Y unos meses antes, se detectó la presencia de pulgas en el Decanato de los juzgados, en el Prado de San Sebastián.

Tw: @Chemarrodriguez
Piden también inspecciones en los pueblos

Las inspecciones de riesgos laborales no pueden limitarse, según el sindicato CSIF, a los juzgados localizados en la capital hispalense, sino que deben extenderse a las sedes del resto de los partidos judiciales de la provincia, algunas de las cuales presentan graves deficiencias que han motivado numerosas denuncias e intervenciones de la Inspección de Trabajo. Las oficinas judiciales de Marchena están entre las más que más denuncias han copado en el último año. En especial después de que s desplomase parcialmente el techo de la sala de vistas. Pero, además, en esta sede hay problema de humedades, deficiencias en el sistema eléctrico y graves dificultades de accesibilidad. Tampoco los juzgados de Alcalá de Guadaíra escapan a las deficiencias en materia de riesgos laborales. La Inspección de Trabajo llegó a decretar el cierre temporal de una de sus dos sedes, ubicada en antigua casa en el centro del municipio, tras aparecer un gran agujero a sus puertas. Más recientemente, en concreto este verano, los funcionarios destinados en este partido judicial cerraron por su cuenta los juzgados ante las carencias en el sistema de climatización, que convertían las oficinas en auténticos hornos en los que se llegaron a registrar hasta mareos. La presencia de roedores es otro de los problemas denunciados en Alcalá de Guadaíra, aunque sin demasiada respuesta.

0 comentarios :

Google+ Followers

ARCHIVÍSTICA EN VÍDEO

Loading...

Snap Shots

Get Free Shots from Snap.com

  © Free Blogger Templates Autumn Leaves by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP